fbpx
martes 20 de agosto, 2019

La particular reinauguración de una plaza en Hurlingham: los vecinos terminaron comiendo pizza con el intendente

Ocurrió en Villa Club, cuando Juan Zabaleta se presentó en el barrio para cortar la cinta de la intervención que realizó el Municipio para mejorar ese espacio público. El dueño de una pizzería percibió el clima festivo y llegó con 20 cajas para compartir.

Reinauguración plaza Villa Club
Zabaleta terminó compartiendo pizzas que acercó un vecino con grandes y chicos en la plaza

Eran cerca de las seis de la tarde en la plaza Granaderos de San Martín, en pleno barrio de Villa Club, en Hurlingham, y el sol todavía ganaba terreno con su potencia en un día de bastante calor. Los árboles resguardaban a una gran cantidad de vecinos que se acercó hasta el lugar para participar de la reinauguración de ese espacio público. El acto, se anunció, lo iba a encabezar el intendente Juan Zabaleta y era una chance propicia para acercarle reclamos, pedirle cosas que faltan en la barriada y demás.

Reinauguración plaza Villa Club

 

Después de un rato de conversar con algunos de ellos, Zabaleta se acercó hasta donde estaba previsto el corte de cinta, al lado del arenero. El panorama mostraba bancos nuevos distribuidos en toda la plaza, juegos que estaban siendo estrenados por nenes y nenas que pasan sus días en el conurbano profundo, y un sector de máquinas para hacer gimnasia, dos sectores de hamacas, uno de ellas para chicos con capacidades diferentes, veredas nuevas alrededor de toda la circunferencia para que caminantes y corredores puedan hacer deporte. También había algunos árboles cortados en su cúpula con el objetivo de que, cuando la noche gana la batalla al día, quienes asistan al lugar puedan experimentar la nueva iluminación de led.

Reinauguración plaza Villa Club

“Esta plaza es un lujo” dijo una vecina que vive a unos pocos metros, y que suele aprovechar las tardes para acercarse a matear. El discurso del intendente fue corto pero directo, “Acá estamos reinaugurando esta hermosa plaza para que todos los vecinos puedan disfrutarla”, expresó sintéticamente.

Pero seguro que lo más imprevisto en la jornada fue la presencia en el acto de Antonio, un vecino de la zona que además es dueño de la pizzería ‘El Catenaccio’, cuyo establecimiento comercial está ubicado a tres cuadras de la plaza. El hombre, como percibió fiesta, cayó con 20 pizzas para repartir entre los vecinos presentes, algo que le propio Zabaleta, junto con algunos colaboradores, comenzó a hacer, improvisando una labor de mozo en la que nadie lo tenía.

Reinauguración plaza Villa Club

“Estas políticas de espacios públicos son de inclusión y son derechos de nuestros vecinos. Nosotros decidimos recuperar las plazas de nuestros barrios para que nuestra gente, nuestros chicos lo puedan disfrutar”, concluyó el jefe comunal mientras también le hincaba el diente a una porción de mozzarella. Además, antes de retirarse confirmó que a partir del próximo lunes el lugar contará con un placero para cuidar las instalaciones.