sábado 16 de febrero, 2019

Ituzaingó: la extraña desaparición de una mujer con problemas de epilepsia a quien su familia busca de manera angustiante

Se trata de una tucumana de 42 años que es la primera vez que venía a Buenos Aires. Tuvo una discusión familiar y desde ese entonces no se sabe nada de su paradero. La Policía y la Justicia la buscan y sus allegados piden ayuda a quienes puedan aportar datos.

Desaparecida en Ituzaingó
La familia de María de los Ángeles Abraham solicita ayuda a los vecinos de la región que la hayan visto que aporten su colaboración llamando al 911

La madrugada del martes va a ser difícil de olvidar para Joaquín Emanuel Díaz, un vecino de 22 años que hace seis meses vive en Ituzaingó y que busca desde ese entonces a su hermana, una mujer de 42 años con problemas de epilepsia. El muchacho, domiciliado en Ratti al 2400, entre Aguaribay y Peredo, no sabe nada de María de los Ángeles Abraham (42). La denuncia por averiguación de paradero ya fue radicada en la comisaría de San Alberto (4ª Ituzaingó) y también tomó intervención la fiscal Graciela Biassotti, de la UFIyJ Nº 2 Descentralizada de ese distrito.

La mujer, oriunda de Tucumán, se fue de su casa antes de las 7 de la mañana del pasado martes. Según pudo saber Primer Plano Online, en la noche previa a su desaparición, María había tenido una discusión familiar que terminó con la frase “me voy a Tucumán”, y desde ese entonces no se conoce dónde está. Lo que más preocupa: es la primera vez que la mujer venía a Buenos Aires. Por lo tanto no conoce el lugar. Es desesperante el panorama.

Para conocer un poco de su fisonomía, más allá de la foto que revela en el artículo este medio, es de 1.60 metros de altura, de contextura delgada, de tez trigueña, pelo lacio de color negro, de ojos color negros, posee cicatrices en la ceja derecha y en el labio superior, debajo de la nariz, no posee piercing y tiene dentadura postiza. Al retirarse del domicilio vestía una musculosa de color rosa, pantalón de tela tipo lycra color negro y marrón, y una particularidad: estaba descalza y no posee celular.

“Es la primera vez que se retira del domicilio sin tener comunicación”, refirió su hermano Joaquín al presentar la denuncia. Por eso lo extraño del caso. La mujer se encuentra medicada a raíz de que sufre ataques de epilepsia, lo que hace más complejo el cuadro. Eso sí: aclaran que sufre trastornos psiquitátricos y necesita compañía familiar continua.

La causa está caratulada como averiguación de paradero, y la justicia está recabando por estas horas información sobre el ingreso de alguna persona con sus características en dependencia policial u hospitales de la zona.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario