fbpx
domingo 22 de septiembre, 2019

Secuestraron a un empresario en San Justo: lo liberaron tras una persecución policial

Cuatro delincuentes fuertemente armados secuestraron a un hombre de 65 años, propietario de una procesadora de hortalizas. Sin embargo, la víctima fue liberada cuando los malvivientes se encontraron rodeados por la Policía.

Secuestro de empresario en San Justo
En la esquina de Formosa y Palmar los delincuentes chocaron, cambiaron de auto y continuaron la fuga

Según informó el diario Crónica, el hecho tuvo ribetes cinematográficos, porque comenzó en San Justo, partido de La Matanza, y continuó en Lomas del Mirador, Ramos Mejía y concluyó en Haedo, distrito de Morón. Los ladrones, que lograron fugarse, dispararon contra los efectivos, quienes no respondieron el ataque para preservar la vida del rehén, que resultó ileso.

Todo comenzó cuando el empresario, llamado Miguel Ángel y residente en Ramos Mejía, abandonó firma, situada en Almafuerte al 4100, en el cruce con Peribebuy, en San Justo, y subió a su BMW. En ese momento fue interceptado por los malvivientes, quienes se desplazaban a bordo de un Peugeot 308. Rápidamente lo privaron de su libertad y se lo llevaron en su propio rodado.

Pero la maniobra fue advertida por los integrantes del Comando Patrulla (C.P.) de La Matanza, quienes resolvieron llevar adelante un seguimiento de los hampones, que, tras notar que habían sido descubiertos, efectuaron disparos contra los uniformados.

Momentos después los delincuentes que se desplazaban en el Peugeot 308 perdieron el control de la unidad y chocaron contra otro vehículo al arribar a la esquina de Formosa y Palmar, a tres cuadras de la avenida Brigadier General Juan Manuel de Rosas (la Ruta Nacional 3), en Lomas del Mirador. Como consecuencia de este motivo, los sujetos se apoderaron de otro automóvil, oportunidad en la que huyeron en este rodado y en el BMW.

Los delincuentes decidieron liberar al damnificado en proximidades de Agustín D’Elía al 400, entre Coronel Pringles y Necochea, en Ramos Mejía. Finalmente, el BMW apareció abandonado en el cruce de Once de Setiembre y Tronador, en Haedo.