fbpx
jueves 23 de mayo, 2019

El dramático relato de un jubilado de Haedo al que asaltaron simulando ser albañiles de una casa vecina

"Me tapaban la boca y no me dejaban respirar. Me pegaron en la espalda y en los brazos. Me decían que no me levantara", recordó Eduardo, el anciano de 84 años que fue víctima de la cruel violencia delictiva.

Abuelo asaltado en Haedo
"Me pedían dinero pero yo no tengo mucho. Una vez por semana mi hijo nos trae algo para poder tirar", señaló Eduardo

Tres delincuentes se hicieron pasar por albañiles para robar en la casa de una pareja de ancianos en de Haedo, de donde se llevaron 10.000 pesos, y durante el hecho golpearon y amordazaron al hombre de 84 años. El episodio se registró ayer cerca de las 18 en una vivienda ubicada en la calle Las Flores al 500, en la mencionada localidad del partido de Morón, al lado de la cual hay una obra en construcción.

Según explicó el anciano, Eduardo, en declaraciones al canal de noticias TN, en ese momento le tocaron el timbre tres hombres que se acercaron con un balde y le pidieron agua, haciéndose pasar por obreros. Eduardo les abrió la puerta, creyendo que trabajaban en el terreno lindante, los delincuentes irrumpieron en la casa y “empezaron a revisar, a tirar y a romper todo”.

EL TESTIMONIO DEL ABUELO AL CANAL TODO NOTICIAS: 


Durante el robo, que según la víctima duró “más de media hora”, los ladrones amordazaron al hombre y le ataron las piernas, aunque a su esposa, Elina (83), la dejaron ilesa y encerrada en la cocina. Los asaltantes encontraron y sustrajeron 10.000 pesos y cámaras de foto, y luego comenzaron a exigirle más dinero al anciano mientras lo golpeaban, pero ante la insistente negativa de la víctima, desistieron y escaparon del lugar.

“Me tapaban la boca y no me dejaban respirar. Me pegaron en la espalda y en los brazos. Me decían que no me levantara”, relató la víctima. La causa quedó en manos de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) en turno del departamento judicial de Morón, que dispuso las diligencias correspondientes para dar con las identidades de los delincuentes.