fbpx
martes 15 de octubre, 2019

Una nena de Haedo con parálisis en la mitad del cuerpo perdió a su perro y la familia, desesperada, pide ayuda para recuperarlo

Valentina tiene 15 años y padece síndrome de Moebius, una rara enfermedad que provoca parálisis física en la mitad de su cuerpo. Ella sólo se comunica con señas con su familia y Jack es su gran respaldo para tener calidad de vida.

Valentina y Jack
Valentina y Jack, un amor incondicional entre ambos que alguien decidió interrumpir al llevarse al perro

Valentina Martínez Lares es la involuntaria protagonista de una historia que conmueve y moviliza a la comunidad de Haedo y alrededores. La adolescente padece Síndrome de Moebius, que es una parálisis física en la mitad del cuerpo y causa, en algunos casos, retraso madurativo. La chica no habla, pero sí se comunica a su manera, sobre todo con su familia. Tampoco controla efínteres, con lo cual la atención sobre su persona es permanente.

Su calidad de vida mejoró de manera notoria, sobre todo el contacto con su entorno, a partir de la llegada de Jack, un perro mestizo Pitbull, color atigrado y ojos color caramelo, que llegó a su hogar después de una serie de preguntas que le fueron haciendo entre su mamá Claudia y su acompañante terapéutica. Justamente, la profesional que la acompaña conocía de ocho perros que habían sido ferozmente maltratados y que uno había sobrevivido, pero estaba en malas condiciones. Creían ambas que podía ser la posibilidad para que la joven encuentra esa compañía que estaba pidiendo.

EL CONMOVEDOR PEDIDO DE VALENTINA PARA RECUPERAR A JACK:

La mascota tiene un año y dos meses, con lo cual todavía es cachorro. “Y tiene un gran problema, que nos juega en contra: es excesivamente lindo y bueno. Alguien se lo llevó, y lamentablemente es muy difícil que me lo devuelvan”, le dijo Claudia Lares, mamá de Valentina, a Primer Plano Online.

PARA QUIEN PUEDA APORTAR INFORMACIÓN, CLAUDIA DEJÓ SUS TELÉFONOS PARA QUE SE COMUNIQUEN CON ELLA: 4628-1704 O A SU CELULAR 116533-6918.

La familia vive sobre la calle Pasaje Bianchi, en Haedo, justo en el barrio La Cantábrica. Jack salió a caminar, como hacía siempre, de esquina a esquina. Las cámaras de seguridad que le mostraron desde el Centro de Monitoreo del Municipio lo confirman, pero entró en una suerte de punto ciego del registro fílmico. Y hay un instante en que ya no se aprecia. Los allegados a Valentina creen que, probablemente, se lo llevó uno de los cuatro autos que se ven salir en las imágenes del Parque Industrial, que se negó a mostrarle sus cámaras a la mamá de la chica.

Valentina y Jack

La mascota tenía una chapa con su nombre y número de teléfono colgada de su cuello, o sea que es imposible que, si alguien lo encontró, no haya sabido a dónde devolverlo. “Valentina le está dando pan al piso”, graficó Claudia, conmovida por la reacción de su hija por la ausencia de su perro. La desesperación es tal que inició una campaña en redes sociales para recuperar a Jack. Para quien pueda aportar información, Claudia dejó sus teléfonos para que se comuniquen con ella: 4628-1704 o a su celular 116533-6918.