fbpx
martes 20 de agosto, 2019

Vence la conciliación obligatoria y se agudiza el conflicto en Medamax: los trabajadores denuncian intimidaciones

La decisión del Ministerio de Trabajo bonaerense finaliza hoy y, desde anoche, los responsables del mayorista están vaciando el local ubicado en Laferrere. Hubo agresiones a dos delegados sindicales.

Medamax
Los trabajadores decidieron bloquear la salida de camiones para garantizar la continuidad de la empresa

Se agudiza el conflicto en el mayorista Medamax de Laferrere. A horas de cumplirse la conciliación obligatoria dictaminada por el Ministerio de Trabajo bonaerense ante el despido de diez trabajadores y la reacción de sus compañeros para impedirlo, ahora se suma el intento de cierre de ese local por parte de los responsables de la firma, que en principio informó que no dará marcha atrás con las cesantías previstas.

“Desde ayer, la empresa empezó a hacer un vaciamiento hormiga de su planta ubicada sobre la Ruta 3, algo que provocó el alerta de los trabajadores que hoy interrumpieron sus tareas para bloquear la salida de camiones para garantizar la continuidad de la empresa”, informó a Primer Plano Online Javier Valenzuela, abogado y apoderado del Sindicato de Empleados y Obreros de Comercio y Afines (SEOCA) de zona oeste.

Medamax es un mayorista de artículos de limpieza y perfumería, que emplea alrededor de 70 personas en su planta de Laferrere (altura kilómetro 26.800 de Ruta 3), aunque también tiene sucursales en Bernal, Salta, Tucumán, Bahía Blanca, José C. Paz, Berazategui, Claypole y San Miguel.

El agravante al conflicto es que en las últimas semanas hubo dos delegados sindicales que sufrieron intimidaciones graves que nadie descarta tengan que ver con la tensa situación interna con la empresa. El primero de ellos, Gastón Figueroa, quien luego de una reunión con representantes de la patronal acompañó a un compañero hasta el banco y, mientras lo esperaba, lo atacaron y golpearon con un fierro con intenciones claras de lastimarlo, porque no le robaron nada.

TAL VEZ TE INTERESA:

El otro caso fue el de Hernán Carrizo, quien fue seguido desde el mayorista hasta su casa y, en la esquina previa a su domicilio, una persona le disparó con un arma de fuego, que de milagro no le provocó heridas, ya que la bala dejó un orificio de entrada y salida en el pantalón. El hecho fue denunciado y la justicia de La Matanza lo está investigando.

Lo cierto es que la situación se está extremando en demasía y, desde el sindicato, aseguran que insistirán con las medidas de fuerza y el agravamiento del conflicto si la patronal se mantiene en su postura de echar a los diez trabajadores. “Si tenemos que parar toda la actividad en la planta lo haremos, porque vamos a defender la estabilidad del empleo y las fuentes de trabajo”, concluyó Valenzuela.

Medamax