fbpx
jueves 19 de septiembre, 2019

Salvaron la vida de un bebé y fueron condecorados por la gobernadora Vidal: ayer casi mueren fusilados en un sangriento robo en Ituzaingó

El mayor Alejandro Torres se reintegraba a sus labores luego de las vacaciones y se encontró con el pedido de ayuda de un vecino cuyo hijo estaba siendo asaltado. Junto a su compañero Esteban Rojas se salvaron de milagro: en 20 segundos fueron atacados por cuatro sujetos en un hecho en el que hubo más de 60 disparos.

La puerta de la vivienda en la que se desencadenó la balacera, sobre la calle Las Heras en Ituzaingó Norte

Los dos policías que ayer se enfrentaron con una sanguinaria banda de delincuentes que interceptó en la calle a un empresario en Castelar y lo obligó a trasladarse a su casa de Ituzaingó salvaron su vida de milagro. Es que al hacer un repaso detallado del hecho, como realizó Primer Plano Online en base al relato de fuentes policiales y judiciales, que el resultado de un feroz ataque haya sido una lesión en una pierna de uno de ellos es una anécdota mínima para lo que podría haber ocurrido.

El teniente Esteban Rojas y el mayor Alejandro Torres tienen una historia reciente que este medio se encargó de narrar. Ocurrió el 9 de enero de este año, cuando acudieron al pedido de una abuela desesperada porque su nietito de apenas dos años había caído a la pileta en un descuido y no tenía signos vitales. Con maniobras de RCP, los uniformados lograron salvar al niño. Después llegó la condecoración de la gobernadora María Eugenia Vidal, sus respectivos ascensos y el reconocimiento de la comunidad de Ituzaingó.

AQUEL EPISODIO EN QUE SALVARON AL PEQUEÑO BAUTISTA: 

http://www.primerplanoonline.com.ar/index.php/2019/01/11/video-exclusivo-los-policias-heroes-de-ituzaingo-y-su-relato-del-horror-nunca-dudamos-de-lo-que-teniamos-que-hacer/

Ayer, ambos estaban recorriendo las zonas 11 y 12, que son las que les corresponden. Con una particularidad: Torres se reintegraba al trabajo luego de su período de vacaciones, y enfrentaba su primer servicio. Fueron convocados a través del 911 a Bacacay y Soler, luego de un llamado para averiguar si se estaba cometiendo un ilícito.

Cuando estaban llegando, a la altura de Brandsen, el patrullero hace sonar la sirena más que nada para advertir, a la persona que solicitó la ayuda, que estaban ahí. Suele ocurrir que la asistencia requerida sea por parte de alguien a quien le robaron en la parada del colectivo y pide que lo trasladen a la seccional para realizar la respectiva denuncia. Ejemplos similares abundan.

Pero, en rigor, no se imaginaban lo que les estaba por pasar. Al doblar por Soler visualizan una Toyota Hilux con un hombre apoyado en la parte trasera, que les hacía señas a los policías, y otro vehículo detrás. El móvil policial avanzó unos metros y los uniformados lo estacionaron a 45 grados, en cercanías de la vivienda en cuestión. Torres bajó de la camioneta de la fuerza de seguridad y se acercó hasta el sujeto que los llamaba, que tampoco parecía tener claro lo que estaba ocurriendo dentro de la casa.

Torres y Rojas
Los agentes policiales ayer en el Sanatorio del Oeste: Torres tiene una herida con orificio de entrada y salida en su pierna derecha

De repente se abrió el portón de la finca situada en Las Heras 1050 y comenzó una lluvia de balas contra el agente, que alcanzó gritarle al vecino que pidió ayuda que se tire al piso. Rojas, que estaba al volante del móvil, intentó acercar el rodado para cubrir a su compañero y al dueño de casa, que estaban siendo atacados, cuando de golpe salieron de la propiedad otros tres sujetos armados con ametralladoras. Los delincuentes se pararon en el medio de la calle y dispararon a mansalva, sin medir lo que hacían.

La ráfaga de disparos terminó siendo de más de 60 tiros en total y en menos de 20 segundos. Los ladrones tenían superioridad numérica y de armamento frente a los efectivos, a punto tal que el móvil policial recibió cinco impactos, uno de ellos en una cubierta. Uno de los balazos pegó en el parante, a pocos metros de la ubicación del conductor Rojas. Y los malvivientes huyeron en el Golf, que apareció quemado horas más tarde.

Vidal en Ituzaingó
El 17 de enero de este año la gobernadora Vidal estuvo en Ituzaingó anunciándoles a Torres y Rojas sus respectivos ascensos

Con el mismo patrullero en llanta, Torres fue llevado por su compañero al Sanatorio del Oeste, donde se encuentra estable, con una herida de bala a la altura del gemelo que le provocó lesiones musculares y dejó un orificio de entrada y salida. No tocó ningún hueso y deberá permanecer en la clínica por 48 horas a la espera de ver su evolución.