fbpx
viernes 18 de octubre, 2019

Finalmente, la Cámara de Diputados bonaerense votó por unanimidad otorgar licencia al presidente Manuel Mosca

El legislador oriundo de Bolívar se puso a disposición de la justicia para que investigue un supuesto caso de extorsión del que estaba siendo víctima. Cuando esa información trascendió también se supo de una presentación en su contra por acoso sexual de parte de una militante del PRO.

Marisol Merquel
La peronista Marisol Merquel quedó a cargo de la presidencia de la Cámara de Diputados bonaerense

La Cámara de Diputados bonaerense votó por unanimidad el pedido de licencia extraordinaria sin goce de dieta solicitado por el presidente del cuerpo, Manuel Mosca (Cambiemos). Ahora, la presidencia quedó en manos de la legisladora peronista Marisol Merquel, referenciada en los intendentes. La banca de Mosca como diputado será ocupada por María Soledad Dibetto Gil, oriunda de la localidad de Azul, quien juró durante la sesión de ayer.

Como se sabe, el presidente ahora en uso de licencia presentó el pasado 29 de abril una denuncia para solicitar que se investigue el delito de coacción agravada y extorsión, por sentirse “víctima de una maniobra extorsiva, iniciada en diciembre de 2018, en torno a una supuesta denuncia de acoso sexual contra su persona”.

Manuel Mosca
Manuel Mosca fue licenciado en el cargo de diputado por 60 días para que la justicia investigue la causa en que está involucrado

Además de la licencia, Mosca también había solicitado por nota, que será girada a la comisión de Asuntos Constitucionales y Justicia, un “protocolo de actuación” ante la Justicia en virtud de que está alcanzado por fueros parlamentarios y “a efectos de facilitar el normal desenvolvimiento de cualquier proceso judicial”. Ese tema no fue tratado en la sesión de ayer.

Dos días antes de la presentación del diputado, una mujer con identidad reservada, y de la que sólo se conoce por las iniciales VA, concurrió a la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de la Nación para una presentación donde detallaba la secuencia del abuso sexual. El episodio habría ocurrido en octubre 2012, en el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Ambos, militantes del PRO, eran empleados en esa administración porteña. También participaron, juntos, en las campañas de Cambiemos 2013 y 2015.