fbpx
jueves 23 de mayo, 2019

Insólita medida: colocan una estructura metálica para impedir el ingreso de una línea de colectivos a un barrio de Ituzaingó

Fue colocada por el Municipio de Hurlingham, luego del asfalto sobre la calle El Ñandú. Lo que intentan las autoridades es que la empresa se haga cargo del mantenimiento del pavimento. El reclamo llegó a Primer Plano Online de parte de los vecinos del Pro.Cre.Ar.

Colectivos Hurlingham-Ituzaingó
La estructura amarilla fue colocada por el Municipio de Hurlingham para impedir el ingreso de los colectivos sobre el nuevo asfalto

Lo que parece una buena noticia para los vecinos del barrio El Ñandú de Hurlingham terminó perjudicando a los vecinos de Villa Ángela, de Ituzaingó. El Municipio que comanda Juan Zabaleta hace pocos días inauguró la repavimentación de la mencionada arteria, que le da nombre a ese barrio de Villa Tesei, entre Aristizábal y Repetto, en el límite con Ituzaingó.

En rigor, asfaltaron unos 700 metros de la calle que conecta con el distrito vecino, colocaron luminarias LED y además urbanizaron un corredor verde e instalaron una nueva posta policial para prevenir el delito. Según destacaron en Hurlingham, la posta policial en el límite del distrito les permite el “control de ingresos y egresos” con “tecnología y personal preparado para la prevención del delito”.

Sin embargo, como la posta policial tiene un control de altura de 2,80 metros generó un problema en el recorrido de la línea 441. “El Municipio de Hurlingham no permite que el servicio de transporte público de la línea 441 ramal Villa Ángela llegue a nuestro barrio porque estuvieron un año arreglando la calle El Ñandú, por la que tiene su recorrido el colectivo. Al reinaugurarla el colectivo no puede pasar porque bloquearon el paso con un arco de hierro que hace que por la altura del colectivo este no pueda pasar”, contaron varios vecinos que se contactaron con Primer Plano Online. La mayoría habita el nuevo vecino del barrio Procrear de Ituzaingó, con salida a Nicolás Repetto, frente a la calle El Ñandú.

“Hicimos la denuncia en la Empresa 216 -administradora de la línea- y me dijeron que el Municipio de Hurlingham no permite el paso. También reclamamos a la subsecretaría de Transporte de la Provincia de Buenos Aires y no tuvimos ninguna respuesta aún. La cuestión es que los vecinos de Ituzaingó contamos con un servicio de transporte público menos”, acotan.

La escueta respuesta que brindaron fuentes municipales del gobierno de Juan Zabaleta es que mantienen conversaciones con la empresa de transporte para que se haga cargo del mantenimiento del asfalto, como está estipulado por ordenanza. Mientras dure el diálogo y hasta que se arribe un acuerdo afirman que van a mantener la estructura, y aclaran que el colectivo llega al barrio, aunque tuvo que modificar el recorrido.

“No deja de ser ingenioso, nunca vi algo así. Pero nos pondremos en contacto con la gente de Hurlingham y entiendo que no va a haber problemas”, señaló Pablo Descalzo, jefe de Gabinete del Municipio de Ituzaingó. Avizora que se pondrán poner de acuerdo las autoridades para subsanar el conflicto.

2 Comentarios en Insólita medida: colocan una estructura metálica para impedir el ingreso de una línea de colectivos a un barrio de Ituzaingó

  1. PARA QUE INVITAN AL SINVERGUENZA ÉSTE? POBRECITO, SE LE TERMINA EL REINADO EN OCTUBRE. CON EL PAPITO VAN A TERMINAR DE VENDEDORES AMBULANTES EN EL SARMIENTO. CAMBIEMOS SE QUEDA CON ITUZAINGÓ. O QUE SE VAYA A TRABAJAR CON EL “COMPAÑERO” DE HURLINGHAM JAJJA COMO DIJO EL PE LOTUD O ESTE

  2. Muy buena la nota! El municipio de Hurlingham miente! El colectivo no cumple el recorrido, finaliza el mismo en Hurlingham, en la intersección de juramento y la galera. La empresa está lucrando con el nombre de nuestro barrio pero a nosotros el servicio no nos llega!

Deja un comentario