fbpx
martes 20 de agosto, 2019

“Para qué carajo le tiré”: la declaración del subcomisario de la Federal acusado de gatillo fácil por el crimen de Iago Ávalos en Hurlingham

A la espera del comienzo del juicio por jurados, que fue reprogramado para el próximo 22 de mayo, Primer Plano Online repasó lo que fue el descargo de José Ernesto Pérez Buscarolo ante la Fiscalía que investigó el caso.

Gatillo fácil en Hurlingham
El subcomisario Pérez Buscarolo declaró ante la Fiscalía una versión de los hechos que lo incrimina por completo

“Ya se van a enterar en el juicio lo que pasó. Pero desde ya te anticipo que no es como la cuentan”. José Ernesto Pérez Buscarolo, el exsubcomisario de la Policía Federal que enfrenta el juicio por el caso de gatillo fácil del que fuera víctima el adolescente Iago Ávalos en Hurlingham, definió con esa breve frase lo que sucedió el mediodía del 12 de mayo de 2017, cuando luego de una persecución de 20 cuadras terminó matando de un disparo al muchacho, que junto a un amigo le hurtó las tazas de las ruedas de su auto.

Las palabras que dan inicio al artículo las pronunció ante Primer Plano Online, único medio presente en la audiencia que finalmente se frustró para la conformación del tribunal popular que debe juzgar su actuación. Fue el lunes pasado, tras un contacto fortuito en los pasillos del palacio de justicia de Morón. Allí mismo, en el cuarto piso y en la misma jornada, el efectivo de casualidad se cruzó con la mamá de la víctima fatal del hecho y se le abalanzó pidiéndole disculpas.

Sin embargo, los dichos del hombre que permanece con arresto domiciliario se contraponen con lo que fue su declaración en la causa. Desde un instante inicial este medio siguió el caso y fue narrando cómo fueron los hechos. Quizá por eso Buscarolo necesitaba hacer ese descargo, que en rigor no tiene sustento si se revisa el expediente y lo que fue su declaración ante la Fiscalía que instruyó el caso, que es en definitiva lo que llega a juicio.

LA DECLARACIÓN DEL ACUSADO

Según consta en las fojas que tiene la instrucción, Pérez Buscarolo narró ante la justicia que el mediodía del 12 de mayo de 2017 se estaba preparando para ir a trabajar, y en ese momento su esposa le dijo “te roban el auto, te roban el auto”. Él alcanzó a decirles a los chicos “alto, Policía”, pero ellos se subieron al auto y se fueron del lugar. El subcomisario tenía las llaves de su auto encima porque había ido a buscar a su nena a la escuela. Los siguió, se puso a la par, bajó la ventanilla del auto del lado del acompañante y les gritó de nuevo “parate, alto, Policía”.

“En ese momento me pega de atrás y me cruza el auto, entonces se clava mi auto, pasan ellos por delante de mí y doblan hacia la izquierda. Yo quedé con el auto parado, me bajo con el arma en la mano y ahí veo por la ventanilla del lado del conductor del otro auto que yo seguía que alguien saca el brazo y me apunta con algo. Para mí era un arma. Yo lo vi que me estaba apuntando al pecho, y levanto los brazos para cubrirme y hago dos disparos hacia la parte baja del auto, más que nada para asustarlos, para que frenen”, narró Buscarolo ante los fiscales que lo indagaron a las pocas horas del homicidio.

MÁS INFORMACIÓN EXCLUSIVA DEL CASO: 

http://www.primerplanoonline.com.ar/index.php/2019/05/06/informe-exclusivo-una-vez-mas-se-postergo-el-inicio-del-juicio-por-el-caso-de-gatillo-facil-en-el-que-murio-iago-avalos-porque-no-llego-a-conformarse-el-tribunal-popular/

Buscarolo continúa su relato de los hechos: “Lo sigo, me vuelvo a poner a la par, le vuelvo a decir que pare, y ahí frena y se baja un muchacho de buzo azul. Yo me bajo con el arma en la mano y le digo: ‘tirá el fierro’, porque pensé que estaba armado. Él abre los brazos y me dice: ‘no tengo nada’, y me dice ‘tomá, te devuelvo las tazas’. Me habían sacado las ruedas de mi coche. Ahí veo al acompañante recostado en el asiento. Voy, lo miro y me doy cuenta que estaba herido. Le digo al otro chico: ‘dale, seguime que vamos a llevarlo al Posadas’”.

La dramática secuencia, siempre según las palabras de Buscarolo ante la justicia, sigue con una frase contundente: “Cuando ví que estaba herido me quería matar”, y agrega: “ahora me doy cuenta que no tendría que haber tirado, para qué carajo le tiré”.

Juicio por el caso Iago Ávalos
Familiares y amigos de Iago Ávalos esperan con ansias el comienzo del juicio a Pérez Buscarolo, que ya fue postergado dos veces

Luego relata que le preguntó al amigo de Iago si tenía teléfono y desde ese aparato llamó al 911. Que se quedó con ellos, que lo acomodó al muchacho en el asiento para que respire mejor “pero ya estaba mal”. Después arribó la ambulancia, la Policía, se identificó, entregó sus datos y el arma. Y aclara: “apunté a la parte baja del auto porque pensé que tenía un arma”. “Yo no quise matar, yo tiré para abajo”, manifestó.

José Ernesto Pérez Buscarolo está acusado y elevado a juicio por homicidio agravado por haber sido cometido por un integrante de una fuerza de seguridad en pleno ejercicio de sus funciones, con agravante del uso de su arma de fuego reglamentaria. En principio, más allá de los inconvenientes legales que hubo y la doble postergación, la fecha de inicio de las audiencias es el próximo 22 de mayo, si es que se logra constituir el tribunal popular que lo debe juzgar.