fbpx
jueves 19 de septiembre, 2019

Lesiones en el cuello compatibles con un ahorcamiento y una bala recta: claves para develar si la muerte de una mujer policía fue femicidio

Tatiana Fernández estaba embarazada de seis meses y tanto ella como su beba murieron luego de que una bala les provocara daños irreversibles. Los únicos que estaban en la vivienda esa noche eran ella, su pareja y la hija de ambos, de un año y medio.

Tatiana Fernández

La justicia intenta develar por estas horas si la muerte de la oficial de la Policía Local de Morón Tatiana Fernández fue un femicidio. La joven de 26 años que gestaba un embarazo de seis meses murió por un disparo que recibió en su casa de Perdriel al 800, en El Palomar, donde convivía con su pareja de entonces, el también efectivo policial Maximiliano Fantino.

El hombre es el único imputado en el juicio que se lleva a cabo en los Tribunales de Morón. Pesa sobre él una acusación que tiene pena de perpetua, en caso de ser hallado culpable: le endilgan el delito de homicidio agravado por ser cometido contra una mujer perpetrado por un hombre mediando violencia de género y el empleo de arma de fuego de guerra, con el agravante de ser el acusado miembro de una fuerza de seguridad.

Desde un primer momento Fantino declaró que su mujer se había suicidado, y su estrategia judicial versó alrededor de eso, con notas escritas por ella que presentaron sus abogados a lo largo de la instrucción. Sin embargo, las pruebas que se fueron revelando a lo largo del debate en realidad orientan la sospecha a la idea de que la chica no pudo haberse disparado a sí misma. Por lo tanto, se trataría de un femicidio.

Desde un primer momento el intendente de Morón, Ramiro Tagliaferro, habló de “homicidio”. Fue al darle las condolencias a la familia de la oficial.

Los jueces a cargo del debate son Julia de la Llana y Pablo Gossn, del Tribunal Oral Criminal Nº 5, aunque por la falta de uno de sus integrantes completa la terna el magistrado Claudio Chaminade. A lo largo de cuatro jornadas ya declararon testigos de las partes, familiares directos de la víctima y peritos que intervinieron en la investigación.

Allí, por caso, quedó claro que no había orificios en la parte delantera de la ropa de Tatiana, aunque sí en la trasera hay un agujero compatible con una herida de bala. Eso, en principio, significa que el disparo se produjo sobre la piel. Otra revelación que se conoció la brindó el médico forense que examinó el cuerpo de la víctima, y según confirmaron fuentes judiciales a Primer Plano Online, el profesional detectó lesiones compatibles con un ahorcamiento, que databan de por lo menos 24 horas antes de la muerte. También tenía la chica hematomas en los brazos, en el cuello y en las piernas unos raspones y la bala ingresó de manera recta a su abdomen, desde una posición ilógica para su manejo de arma, que era con la zurda. Todos indicios que indican que alguien disparó, y que no fue ella.

En principio, mañana martes serán las últimas testimoniales y luego vendrá el tiempo de los alegatos, aunque todo dependerá de los tiempos del tribunal, que después pondrá fecha para dictar su veredicto. Lo que también pudo confirmar Primer Plano Online es que Fantino recibió una sentencia condenatoria en juicio abreviado por homicidio agravada por el uso de arma de fuego en exceso de legítima defensa. Por ese fallo deberá pagar 4 años y dos meses de cárcel, aunque el recurso que presentó se encuentra en Casación siendo revisado. Fue por un hecho en el que intervino en Lomas de Zamora, donde prestaba servicio.