fbpx
martes 20 de agosto, 2019

Persecución policial con tiroteo arrancó en Morón y culminó en Ramos Mejía: uno de los que escapaba era efectivo de la Ciudad

La justicia intenta establecer qué hacían los ocupantes de un Bora que pasaron cerca de un control vehicular en Villa Sarmiento y efectuaron un disparo al aire y otro al móvil que los intentó identificar. Los aprehendidos ya recuperaron la libertad.

Policía de la Ciudad detenido en Ramos
Los tres aprehendidos permanecieron en la seccional policial menos de 24 horas hasta recuperar la libertad

Un coche con tres ocupantes que pasa en cercanías de un control vehicular de la Policía Local de Morón. Una detonación. El auto que acelera, con tres ocupantes que se visualizan a la distancia. Una persecución policial que se inicia con sirenas y luces y un final otra vez insólito: tres aprehendidos que no pasaron ni un día en la cárcel.

Así se puede sintetizar la persecución que se vivió por las calles de Villa Sarmiento y que terminó en Ramos Mejía. Lo más increíble de todo es que, quien conducía el VW Bora que escapó en la persecución era conducido por un agente de la Policía de la Ciudad. El sujeto viajaba con su arma reglamentaria, desde donde salieron al menos dos disparos, y con su uniforme de trabajo doblado en la parte trasera del vehículo.

Según confirmaron fuentes judiciales a Primer Plano Online, Carlos Antonio Gómez, 23 años, legajo 9.376, terminó aprehendido junto a sus amigos Sergio Raúl Reche (26) y Daniel Ezequiel Rojas (29), todos por una causa caratulada como resistencia a la autoridad y abuso de armas, aunque por no contar con antecedentes penales fueron dejados en libertad. Del interior del rodado en que viajaban, los agentes que participaron del operativo secuestraron una pistola Beretta modelo PX4; un cargador y 12 proyectiles, además del mencionado uniforme.

“No participaron por ahora de ningún hecho delictivo previo”, confirmó la fuente judicial consultada por este medio. Desde el punto de vista legal, el efectivo deberá enfrentar la causa que está a cargo del fiscal Marcelo Diomedé de la UFIyJ Nº 5 de La Matanza, y del Juzgado de Garantías Nº 3, cuyo responsable es el juez Rubén Ochipinti. Aunque, desde lo administrativo, si recibe alguna sanción, esa decisión corresponde a la Policía de la Ciudad.

Policía de la Ciudad detenido en Ramos