fbpx
miércoles 19 de junio, 2019

En un plenario de la juventud peronista en Ituzaingó, Máximo Kirchner afirmó que “Macri deja un país mucho peor que el que encontró”

El diputado nacional habló ante cientos de jóvenes de diversas agrupaciones vinculadas al justicialismo. Estuvieron los intendentes Descalzo, Menéndez, Gray y Nardini.

Máximo en Ituzaingó
"No es que al gobierno no le gusta seguir las recomendaciones e instrucciones del FMI. Lo usa de paraguas", cuestionó el diputado

La Juventud Peronista bonaerense realizó ayer un plenario provincial del que participaron las distintas corrientes internas. El encuentro se realizó en Ituzaingó y estuvo encabezado por el titular del Partido Justicialista e intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, quien se mostró acompañado por el jefe comunal anfitrión, Alberto Descalzo, y sus pares de Merlo, Gustavo Menéndez, y de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini.

“La desocupación es el peor infierno que puede tener la Argentina”, aseguró el diputado nacional Máximo Kirchner, uno de los oradores principales del cónclave. También asistieron la diputada nacional Cristina Álvarez Rodríguez y Juan Miguel Gómez, secretario de Juventud del PJ bonaerense y el jefe de gabinete del municipio de Ituzaingó Pablo Descalzo.

“Macri deja un país mucho peor que el que encontró”, enfatizó el hijo de los expresidentes Néstor y Cristina Kirchner, al tiempo que afirmó que el actual jefe de Estado “nunca estuvo preparado ni humana ni políticamente para ser presidente”. “Si de algo estamos seguros es que desde el 10 de diciembre del 2015 todo empezó a empeorar lo que no quiere decir que antes estábamos bien ni que era perfecto”, puntualizó.

Máximo ironizó también sobre una anécdota del Presidente, al contar que “le preguntaron a Macri si alguna vez la pasó mal y él cuenta que se fue de vacaciones a Chile con amigos, fue al casino y perdió toda la plata. Cuenta que para solucionar el problema llamó a su papá Franco Macri. Bueno, ahora hizo lo mismo con el país. Antes lo llamó al FM y ahora le agregamos una “I” que lo salva porque se timbeó toda la plata del Fondo Monetario Internacional”.

Por último, opinó que “no es que al gobierno no le gusta seguir las recomendaciones e instrucciones del FMI. Lo usa de paraguas y casi de coartada para poder aplicar políticas económicas en las que la casta económica argentina siempre creyó”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario