fbpx
miércoles 19 de junio, 2019

Retrato de la crisis: un salón de fiestas con historia en Castelar baja la persiana y cientos de familias lo despiden con nostalgia

“Una parte de nuestras vidas quedará acá, entre estas paredes”, le contó el propietario del lugar a Primer Plano Online, al tiempo que reconoció que “hicimos todo lo posible para seguir, pero no pudimos”.

Salón Madagascar
Las paredes pintadas pero el salón vacío: el duro reflejo de la crisis que se lleva a otro comercio de barrio con historia

“Una parte de nuestras vidas quedaran acá, en Madagascar Fiestas. Estamos tristes, se terminó un ciclo. Vamos a extrañar a cada chico que nos eligió, a los miles que jugaron, sonrieron y a veces también lloraron. Gracias a cada familia que nos eligió una y más veces, a quienes también nos criticaron y aplaudieron, un gracias enorme a nuestro personal, y aquellos que pasaron también”.

Con esas emotivas palabras, Carlos Nuñez, el dueño de uno de los salones de eventos más emblemáticos de Castelar, comunicó formalmente que cierra sus puertas y deja de existir. Es que la combinación entre crisis económica, retracción del consumo, pérdida del poder adquisitivo del salario y aumento en las tarifas de los servicios públicos terminó siendo explosiva para la continuidad de la minipyme familiar.

Como casi todos los comercios del rubro, Madagascar enfrentaba el pago de Ingresos Brutos, servicios públicos, Emergencias Médicas y seguro, entre otras obligaciones tributarias como las tasas municipales. Pero también la crisis y la retracción en el consumo de este tipo de servicios, que es de las primeras cosas que achican las familias. Aquí como en tantas otras cuestiones se notan los cambios de hábito: o el festejo en casa con pocos amigos, o el dos por uno, o directamente llevar la torta al colegio y que cada nene o nena celebre en ese ámbito con sus compañeros.

Salón Madagascar

“Nos ha pasado mucho en este último tiempo que la gente viene y reserva una fecha pero después se acercan para avisar que no cuentan con el dinero porque o se quedaron sin trabajo, o papá o mamá están suspendidos o en la cuerda floja. Entonces empezamos a experimentar la intranquilidad porque ya no llegamos a cubrir los gastos mínimos, no tenemos margen y hasta debemos postergar la idea de mejorar el servicio en cosas como agregar luces, juegos, fiesta de la espuma y demás”.

El salón estaba ubicado en Cañada de Juan Ruiz y Crisólogo Larralde (debajo del puente), en Castelar. El barrio, de clase media. Los clientes, principalmente trabajadores, por lo tanto los precios eran populares. “Pero las políticas de Cambiemos en todos sus niveles nos reventaron, como a muchos comercios y vecinos”, definieron sus ahora exdueños.

A partir de que hicieron público el caso, múltiples mensajes con nostalgia y gratitud comenzaron a llegar a la cuenta del salón.

-“Carlos recién me llegó la triste noticia de que cierran. Lo siento y agradecida de todo este tiempo compartido. Espero pronto logren conseguir otro lugar”

-“Cuando mi hijo escuchó que iban a cerrar me dice ‘no quiero que cierre’. Me puso re triste porque lo que transmiten no lo hacen en todos lados. Un abrazo y hasta pronto”

Salón Madagascar

-“¡Noo, una lástima! La verdad en lo personal ya tenía todo pensado descartando que iba hacer un cumple de un añito ahí ahora a reorganizar todo. Y poniéndome en su lugar y no alejado de la realidad de la situación del país mucha indignación, bronca. Muchas cosas juntas porque uno mismo y en el entorno en los que nos movemos lamentablemente estamos viendo esto muy seguido y da bronca mucha bronca una lástima porque como decís uno ya se sentía a gusto en confianza y conforme tanto en lo monetario como en la atención realmente de corazón decirles gracias por los cumples y fiestas que hicimos ahí y bueno ojala se pueda revertir esta situación desearles que puedan resolver los problemas y desearles las mayor de las suertes”

-“Hola. Lo lamentamos mucho de verdad de corazón porque fueron nuestro único lugar de festejo para los cumpleaños de nuestros hijos, los recomendamos siempre, pero también lo lamentable es que sea en este momento con este contexto eso nos da particularmente a nosotros mucha bronca”

-“Que triste noticia!!! Lo lamentamos mucho. Gracias por los lindos momentos que nos hicieron pasar. Ojalá las cosas mejoren y vuelvan”

 

Salón Madagascar

1 Comentario en Retrato de la crisis: un salón de fiestas con historia en Castelar baja la persiana y cientos de familias lo despiden con nostalgia

Deja un comentario