fbpx
jueves 14 de noviembre, 2019

Un nene de siete años y la ilusión de poder ver, caminar y hablar: la campaña solidaria que moviliza corazones en Hurlingham

Emiliano Díaz nació prematuro, tuvo un derrame cerebral y su mamá lucha por darle calidad de vida. Necesita juntar 50 mil dólares para iniciar un tratamiento en China con células madre. Enteráte cómo podés ayudar.

Emiliano y su mamá luchan por un sueño alcanzable: que el chiquito pueda ver, hablar y caminar

Otra campaña solidaria que moviliza corazones y en la que Primer Plano Online se prende. Es fin, noble como tantos otros. El objetivo, cuesta arriba, pero sólo es plata lo que se necesita. La ilusión, que un nene de siete años pueda ver, caminar y hablar, algo que no conoce.

El protagonista de la historia es Emiliano Díaz. Nació prematuro, de 26 semanas, en el Hospital San Bernardino de Hurlingham, su ciudad natal. Pero por la complejidad de su cuadro, como su mamá cuenta con obra social, fue trasladado a dos clínicas: primero la Dulce espera, en Sarandí, y luego al sanatorio Güemes, en capital federal.

En ese tercer nosocomio le detectaron una anemia y, de un día para el otro, su mamá lo encontró conectado a un respirador artificial y con vendas por todo el cuerpo. El niño había sufrido un derrame cerebral por esa anemia y el oxígeno que le pasaron le causó un desprendimiento de retina.

Emiliano Díaz

Con el correr de los meses lo vieron cuatro oftalmólogos diferentes para saber cuál era el grado de su complicación, hasta que le confirmaron a Jorgelina Páez, su mamá, que el chiquito tenía la retina desprendida y enconada en grado 5, el peor de todos. Técnicamente eso se llama retinopatía del prematuro, que causa ceguera total.

“Ese derrame le provocó también problemas motrices y del habla. Emi canta, pero no te puede decir que le duele la panza”, le contó la mamá a Primer Plano Online. El nene no camina y no tiene diálogo, además de no ver. Pero en el medio de tanta visita a médicos apareció algo que se asemeja en demasía a un milagro.

Es, en concreto, la posibilidad de viajar a China a realizar un tratamiento con células madre. “Ya hay varios nenes y nenas que pudieron tratarse y recuperaron el habla, la vista y la movilidad. Mandamos toda la información de Emi, aceptaron el caso y tenemos fecha para viajar el 5 de octubre”, describió Jorgelina.

EL NÚMERO DE CUENTA PARA COLABORAR CON LA CRUZADA ES 7240579781, EL CBU ES 0110724330072405797815, A NOMBRE DE JORGELINA ELIZABETH PÁEZ.

Pero hay un pequeño detalle: el costo del viaje, estadía y tratamiento por dos semanas es de 50 mil dólares. Allí le inyectan al paciente células madre por médula y antibióticos por vena y vía oral, y luego se continúa durante seis meses, pero ya acá en su barrio Mitre natal, en Villa Tesei.

“Llevamos 50 mil pesos juntados con rifas y eventos, y ahora lo que nos proponemos es juntar cinco mil personas que puedan poner 200 pesos cada una para llegar al millón de pesos. Eso sería de gran impulso, porque no queremos perder el turno”, cuenta Jorgelina.

Para juntar el dinero tienen una cuenta en el Banco Nación, en la que se pueden hacer transferencias para donaciones. El número es 7240579781, el CBU es 0110724330072405797815, a nombre de Jorgelina Elizabeth Páez. Además, cuentan con una página en la red social Facebook titulara ‘Una luz de esperanza para Emi’.

Campaña Emiliano