fbpx
martes 23 de julio, 2019

Detuvieron en El Palomar a un nuevo sospechoso en la investigación por el triple crimen de la efedrina

Según la jueza Servini, el arrestado fue quien presentó a Leopoldo Bina con Damián Ferrón. Ambos fueron asesinados en agosto de 2008 junto con Sebastián Forza y sus cuerpos aparecieron en General Rodríguez.

Silvio Salerno
Silvio Salerno fue apresado por su presunta vinculación con el desvío de ese precursor químico a carteles mexicanos

La investigación por el denominado triple crimen de la efedrina sumó un nuevo detenido. Se trata de Silvio Salerno, primo del expolicía José Luis Salerno, quien fue apresado por su presunta vinculación con el desvío de ese precursor químico a carteles mexicanos que fabricaban metanfetaminas y otras drogas sintéticas. El sospechoso apresado ayer, en El Palomar, fue quien presentó a Leopoldo Bina con Damián Ferrón. Ambos fueron asesinados en agosto de 2008 junto con Sebastián Forza y sus cuerpos aparecieron en General Rodríguez.

La detención de Silvio Salerno fue ordenada por la jueza federal María Servini, quien investiga el triple homicidio de Forza, Ferrón y Bina en el contexto de una venganza porque los tres hombres planeaban convertirse en proveedores de efedrina del cartel de Sinaloa. Con esta maniobra, las víctimas planeaban desplazar de la actividad a un grupo de bolseros que había obtenido ganancias millonarias en dólares con la compra del precursor químico en la India y China supuestamente destinado a la industria famarcéutica argentina, cuando, en realidad se mandaba a México.

Sin embargo, antes de concretar el primer embarque, Forza, Ferrón y Bina fueron asesinados por sus competidores. En 2012, un tribunal oral de Mercedes condenó a prisión perpetua a los hermanos Martín y Cristian Lanatta y Víctor y Marcelo Schillaci como presuntos autores materiales del triple homicidio.

Forza, Ferrón y Bina
Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, las víctimas del triple crímen: sus cuerpos aparecieron en General Rodríguez

En esta misma hipótesis, también denominada línea Forza, aparecía involucrado Ivar Esteban Pérez Corradi, quien fue apresado en la ciudad brasileña de Foz de Iguazú en junio de 2016. El fiscal de Mercedes, Juan Ignacio Bidone, había solicitado la captura internacional de Pérez Corradi, al considerarlo el presunto autor intelectual del triple asesinato.

Debido a que se comprobó que Forza, Ferrón y Bina fueron asesinados en el contexto del tráfico de efedrina, la investigación del triple crimen cambió de jurisdicción y quedó a cargo de la jueza Servini, que tenía en su escritorio el expediente por el hallazgo de varios tambores de efedrina en los depósitos aduaneros del aeropuerto de Ezeiza.

Servini decidió no procesar a Pérez Corradi por el triple homicidio, aunque le imputó su presunta responsabilidad en el tráfico de efedrina y avanzó sobre la denominada “línea Bina”.

A partir del seguimiento de esta pista, surgieron nuevos elementos, por ejemplo la declaración de Cristian Heredia, amigo de Bina y proveedor de los suplementos dietarios que vendían en los gimnasios. “Leopoldo, Ricardo Sladkowski y Carlos San Luis buscaban efedrina para vendérsela a Rodrigo”, dijo Heredia. Ayer, la jueza Servini procesó con prisión preventiva a Rodrigo Pozas Iturbe, que tiene en su cuerpo el tatuaje de una cabra cruzada con dos cuchillos, señal de su pertenencia a un cartel mexicano. La medida dictada por la magistrada federal incluyó a San Luis, Sladkowski y a otros cinco imputados. En tanto que también fueron procesados cuatro de los doce detenidos el 12 de junio pasado, aunque sin prisión preventiva.

Además de los dichos de Heredia, los investigadores llegaron a los imputados, luego del hallazgo de un cargamento de efedrina en dos bauleras instaladas en un depósito ubicado en 11 de Septiembre 3468. La baulera 214 había sido alquilada desde 2008 por un hombre de nacionalidad mexicana. En tanto que la baulera 211 estaba a nombre de una ciudadana mexicana. Ambos, relacionados con Pozas Iturbe.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario