fbpx
martes 17 de septiembre, 2019

INFORME EXCLUSIVO: Suspendieron a una jueza de Garantías de Morón por acoso y violencia laboral

Lucía Emilce Casabayó, titular del Juzgado de Garantías Nº 6, fue denunciada por empleados judiciales y funcionarios por varias situaciones que se acumularon en el tiempo. El jurado que aceptó separarla del cargo consideró verosímiles las acusaciones en su contra.

Jueza Lucía Casabayó
La jueza Lucía Casabayó fue suspendida en su cargo: un juicio político determinará si continúa en el cargo o es destituida

La titular del Juzgado de Garantías Nº 6 de Morón, Lucía Emilce Casabayó, fue suspendida en su cargo ante una serie de denuncias que recibió en su contra por acoso y violencia laboral contra empleados y funcionarios judiciales a su cargo.

La resolución de suspender a la magistrada fue dictada por el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios presidido por el juez Eduardo Néstor de Lázzari, titular de la Suprema Corte bonaerense, e integrado también por los conjueces Martín Rivas y Carlos Enrique Mamberti, además de los legisladores Mauricio Andrés Vivani, María Elena Torresi, Guillermo Ricardo Castello y Jorge Alberto.

Según pudo saber Primer Plano Online, realizadas y puestas en evaluación todas las actuaciones del caso, el jury concluyó que los hechos descriptos en la denuncia configuran por parte de la jueza Casabayó “un atropello, menoscabo y avasallamiento de elementales derechos humanos que integran la dignidad, la integridad física, sexual, psicológica y social de los empleados y funcionarios judiciales a su cargo”.

Suspensión jueza Casabayó

En base a los testimonios recopilados en el expediente, el jurado consideró que la magistrada, valiéndose de su función, “de manera continua y sistemática incurrió en acoso y maltrato laboral, despreció a las personas y su trabajo, involucrándose en sus vidas privada, descalificándolos, excediéndose en el rol que la sociedad y las leyes le impone”. Así puede leerse en la resolución del caso, a la que tuvo acceso este medio.

“TORTILLERAS”

En base al relato de las y los denunciantes, el “desprecio” de la jueza hacia sus colaboradores se percibía en insultos y comentarios “en clave ridiculizante”, que fueron dirigidos a integrantes de esa dependencia a quienes se refería como “tortilleras” u “homosexual”, en algunos casos, o criticando la capacidad de trabajo con amenaza de sumarios administrativas a otros empleados que solicitaron licencia por maternidad o festividades religiosas, entre otras denuncias.

Por unanimidad de los miembros presentes es que el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios declaró la verosimilitud de los cargos imputados, reconociendo las acusaciones formuladas contra la jueza Casabayó, por lo que resolvió su suspensión.

El plazo de la decisión implica que a la magistrada le embargarán el 40 por ciento de su salario, y queda todo encaminado para el debate oral en el cual se definirá si continúa como jueza o es destituida en el cargo. Según pudo saber este medio, Casabayo se despidió del personal a lo largo de la semana y retiró sus pertenencias a partir de haber sido notificada del fallo.