fbpx
domingo 15 de septiembre, 2019

Asesinaron a un vecino de Villa Luzuriaga en el intento del robo de su camioneta: le pegaron un tiro en la cabeza

El Ford Focus en el que se trasladaban los asaltantes había sido robado el jueves último, alrededor de las 20, a pocas cuadras del lugar donde asesinaron a Pereyra. Buscan a los atacantes a través de un relevamiento de cámaras de seguridad de la zona.

Crimen en Villa Luzuriaga
Emilio José Pereyra llegaba a su vivienda a bordo de una camioneta y fue sorprendido por los asesinos

Un vecino de Villa Luzuriaga fue asesinado de un disparo en la cabeza en la puerta de su casa por tres delincuentes que quisieron robarle la camioneta cuando llegaba a su domicilio y lo balearon tras forcejear con él. El hecho ocurrió sobre la calle Juan de Basualdo al 1100, en dicha localidad del partido de La Matanza.

La víctima fue identificada por la justicia como Emilio José Pereyra, y llegaba a su vivienda a bordo de una camioneta Fiat Fiorino. En ese momento, los asesinos, que se movilizaban por el lugar en un Ford Focus, observaron la situación y aparentemente al voleo, el acompañante del conductor descendió del auto y amenazó con un arma de fuego al padre de Pereyra, que se disponía a abrir el portón de la casa para que su hijo ingresara el vehículo.

Otro de los asaltantes descendió de la parte trasera del Focus e interceptó a la víctima cuando todavía estaba dentro de la camioneta. Pereyra comenzó a forcejear con el delincuente, por lo que el cómplice, que estaba con el padre, se sumó a la pelea y ambos asaltantes le efectuaron un disparo cada uno, impactando uno de ellos en el parietal izquierdo de la víctima.

Tras balear al hombre, los dos asaltantes se subieron nuevamente al Focus y escaparon del lugar sin robar nada. El herido camino unos metros pero se desplomó sobre la vereda y falleció en el lugar.

Interviene en la causa el fiscal Claudio Fornaro, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Temática Homicidios del Departamento Judicial de La Matanza, quien ordenó el relevamiento de testimonios y de cámaras de seguridad ubicadas en la zona, como así también que se preservara el lugar para realizar los peritajes correspondientes. El Ford Focus en el que se trasladaban los asaltantes había sido robado el jueves último, alrededor de las 20, a pocas cuadras del lugar donde asesinaron a Pereyra.