fbpx
domingo 15 de septiembre, 2019

Crimen del jubilado quemado en Moreno: se negó a declarar el jardinero detenido, que antes había confesado que lo mató para defenderse de un ataque sexual

Se trata de Martín Ezequiel Córdoba (20), quien fue indagado por la fiscal Carina Saucedo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de ese Departamento Judicial, quien le imputó los delitos de “homicidio agravado y robo”.

Crimen de jubilado en Moreno
Los bomberos lograron apagar el fuego en la camioneta de Alberto Nos, la víctima fatal del ataque

El jardinero que fue detenido como sospechoso del crimen de un jubilado, asesinado a golpes en la cabeza y luego quemado en una casaquinta del partido de Moreno, se negó a declarar hoy ante la fiscal del caso, aunque los investigadores consideran que el imputado mató a la víctima en el marco de una discusión y que luego le robó herramientas, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Martín Ezequiel Córdoba (20), quien fue indagado por la fiscal Carina Saucedo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del Departamento Judicial de Moreno, quien le imputó los delitos de “homicidio agravado y robo”.

Es que, según la hipótesis que sostienen los investigadores, luego de asesinar a Alberto Nos (75), Córdoba le sustrajo una carretilla, una sierra eléctrica y otros tipos de herramientas de jardinería, propias de la profesión que llevaba adelante el detenido, informaron voceros judiciales a Télam.

Ante la fiscal, el jardinero se negó a declarar y continuará detenido por el crimen de Nos, ocurrido el jueves último por la tarde. El imputado trabajaba desde hacía poco en la poda de árboles de la casaquinta del jubilado, situada en Juana Azurduy, entre la colectora sur del Acceso Oeste y diagonal Nápoles, de la localidad bonaerense de Francisco Álvarez.

Crimen de jubilado en Moreno

Para los investigadores, el hecho se desencadenó luego de una discusión entre Nos y el jardinero, quien le dio un fuerte golpe en la cabeza a la víctima -al parecer con un adoquín- y le provocó una fractura de cráneo, según el resultado de la autopsia. Luego, el atacante prendió fuego el cadáver y encima le colocó una especie de tarima de madera, agregaron las fuentes.

El informe preliminar de la necropsia señaló también que el jubilado sufrió quemaduras de distinto grado en el 80 por ciento de su cuerpo pero, a raíz de la ausencia de humo negro en sus pulmones, se pudo establecer que la víctima ya no respiraba cuando comenzó a ser incendiada. Lo que no se pudo determinar aún es si el sindicado agresor intentó huir en la camioneta Renault Duster de Nos, ya que ésta fue encontrada chocada e incendiada a metros de la casa y precisamente el acusado no sabe manejar, motivo por el cual no se descarta que la haya chocado tras ponerla en marcha.

“Cuando llego estaba la camioneta prendida fuego, chocada contra un árbol que hay cerca de mi puerta”, recordó Jorge, vecino de Nos y relató que había un oficial en la puerta que le dijo que “estaba todo abierto”, por lo que entraron a la casa, aunque al caminar unos metros vieron a “Alberto prendido fuego en el quincho de atrás”. Jorge contó que el sospechoso “cortaba los arboles” en la zona y que Nos le había comentado que “era un muchacho muy trabajador, pero medio analfabeto”.

Crimen de jubilado en Moreno

Posteriormente, Córdoba estuvo prófugo durante unas horas hasta que por la noche del jueves se efectivizó el arresto del joven, luego de que un ex casero de la vivienda lo identificara en las cámaras de seguridad como el nuevo jardinero, cuando aparentemente se llevaba en una carretilla algunas herramientas de la víctima.

Por orden judicial, efectivos de la DDI Moreno-General Rodríguez apresaron al sospechoso en su casa, situada en la calle Liszt y 20 de Junio, de la localidad de La Reja, Moreno, donde secuestraron su celular, una prenda de vestir manchada con sangre y herramientas. Los pesquisas determinaron que en el teléfono del detenido había un mensaje de Whatsapp con Nos.

Tras ser detenido, Córdoba dijo ante la Policía que cometió el ataque cuando el hombre intentó “manosearlo”, aunque esos dichos carecen de validez legal al no ratificarlos hoy ante la fiscal Saucedo.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario