fbpx
domingo 15 de septiembre, 2019

EXCLUSIVO-La joven que se intentó suicidar y reveló el calvario: condenaron a 18 años de cárcel a su padre por abusar de ella en Castelar

Los hechos salieron a la luz en 2015, cuando la joven se autoinfligió lesiones en los brazos en la escuela de La Boca a la que asistía. “Soy inocente”, fueron las últimas palabras del imputado, que purgó una sentencia anterior por robo agravado.

Condenado por abuso
Cristian Alejandro Melo fue condenado a 18 años de prisión por el abuso sexual de su propia hija

El 26 de octubre del año 2015, ingresó en la guardia del Hospital Argerich acompañada por la directora de la Escuela ‘Quinquela Martín’ de La Boca una menor de 12 años con lesiones autoinfligidas. Allí fue recibida por una trabajadora social, a quien la adolescente le refirió que había sido víctima de abuso sexual. De inmediato, la profesional dio intervención a la Policía.

De inmediato comenzaron las diligencias judiciales y, de a poco, la chica pudo contar su calvario: había sido abusada desde 2010 por su propio padre, con quien pasaba algunos fines de semana. Hija de padres separados desde que era beba, la jovencita intentaba vincularse con su papá, que había pasado siete años preso por el delito de robo agravado.

A través de una Cámara Gesell, J. contó las vejaciones que padeció. Según quedó establecido en el juicio, Cristian Alejandro David Melo abusó sexualmente en cuanto menos dos oportunidades, mediante tocamientos con sus manos en los glúteos y la vagina por encima y por debajo de la ropa de la niña, a quien obligaba a tocarle su pene. Eso ocurría durante las noches los fines de semana en que la menor se quedaba a dormir en la vivienda de la calle Presidente Ortiz al 3400, del Barrio San Juan, en Castelar.

LA NOTA INICIAL DE PRIMER PLANO ONLINE SOBRE EL CASO: 

http://www.primerplanoonline.com.ar/index.php/2019/09/07/exclusivo-jurado-popular-delibero-siete-horas-declaro-culpable-vecino-castelar-acusado-abusar-sexualmente-hija/

Mediante el mecanismo de juicio por jurados, un tribunal popular deliberó durante casi ocho horas el jueves pasado para determinar, por mayoría de diez votos, el veredicto en torno al acusado. “Culpable”, decidieron los ciudadanos convocados para la ocasión. A partir de ese paso, sólo quedaba que el juez Diego Bonanno, a cargo del debate, tuviera a su cargo la imposición de la pena. La fiscalía, a cargo de Daniela Barrozo y Pablo Galarza, solicitó la máxima escala prevista en el Código Penal para este tipo de delito, que es de 20 años.

Pero Melo finalmente recibió hoy la condena de 18 años de prisión por ser considerado autor penalmente responsable de los delitos de abuso sexual agravado por ser el autor ascendiente y por resultar el acto gravemente ultrajante para la niña, que actualmente tiene 16 años. “Soy inocente de todos los cargos y me duele mucho este fallo”, fueron las últimas palabras del imputado antes de escuchar la pena que deberá purgar en la cárcel.

Condenado por abuso

Sé el primero en comentar

Deja un comentario