fbpx
domingo 15 de septiembre, 2019

AHORA: prisión perpetua para un policía de la Federal que asesinó a su novia e intentó simular un suicidio

El fallo del Tribunal Oral en lo Criminal 1 de La Matanza recayó sobre Juan Manuel Pinto (34), a quien acusaron del delito de "homicidio agravado por haber sido perpetrado con quien se mantuvo una relación de pareja", en perjuicio de la oficial ayudante de la fuerza de seguridad María Julieta Gómez (31).

Condenado por femicidio
Juan Manuel Pinto recibió perpetua por el femicidio de su novia, madre del pequeño hijo de ambos

Un policía federal fue condenado hoy a la pena de prisión perpetua por el femicidio de su novia, integrante de la misma fuerza de seguridad, a quien asesinó de un balazo en la cabeza hace dos años en el partido bonaerense de La Matanza e intentó hacer pasar el hecho como un suicidio.

El fallo del Tribunal Oral en lo Criminal 1 de La Matanza recayó sobre Juan Manuel Pinto (34), a quien acusaron del delito de “homicidio agravado por haber sido perpetrado con quien se mantuvo una relación de pareja”, en perjuicio de la oficial ayudante de la fuerza de seguridad María Julieta Gómez (31).

La víctima era madre de un bebé que entonces tenía cuatro meses y prestaba servicios en el área de Computación de la PFA; mientras que el acusado -padre del niño- integraba la División Servicios Técnicos Especiales de la Superintendencia Federal de Tecnologías de la Información y Comunicaciones.

Los jueces Alfredo Drocchi, Matías Rouco y Andrea Schiebeler lo condenaron por unanimidad y en la sentencia coincidieron con la fiscal de juicio Celia Cejas Martín, quien en su alegato había solicitado prisión perpetua. Los abogados Carlos Corbo y Fabio Galante, quienes representaron a los padres de la víctima, también requirieron la pena máxima; en tanto que la defensa de Pinto pidió su absolución por considerar que se trató de un suicidio.

María Julieta Gómez

Durante el juicio varios efectivos policiales y peritos vinculados a la investigación declararon respecto al disparo que recibió la mujer en su sien derecha. “La pistola de ella quedó debajo del lado izquierdo del cuerpo y junto al cadáver, y del mismo lado y a la altura de las rodillas estaban tirados el celular de la mujer y un arma particular de Pinto”, describió a Télam el abogado Galante.

Para la fiscalía y para los letrados particulares, la versión del imputado sobre un supuesto suicidio que fue desacreditada por los jueces no guardó relación con las tareas científicas efectuadas en la escena del crimen, entre ellas la distancia en la que fue efectuado el disparo. Además, en las pruebas de ADN encontraron una impronta del sospechoso en el arma 9 milímetros, por lo que para los acusadores con esa pistola fue asesinada la policía.

Si bien durante el debate Pinto no declaró, en su descargo de casi cinco horas ante el fiscal de instrucción, Carlos Arribas, dio su versión de que fue la mujer quien efectuó tres disparos con su propia arma reglamentaria, lo que coincidió con la cantidad de tiros que los vecinos dijeron escuchar. El acusado, quien llegó detenido al juicio, describió que él estaba con el bebé dentro de la casa cuando escuchó dos disparos provenientes del patio y al salir, vio a Gómez parada en una escalera de cemento, colocarse la pistola en la cabeza y realizar el tercer tiro.

Sin embargo, el imputado declaró que no recordaba de qué lado de la cabeza ella se había apuntado antes de tirar, por lo que la fiscal Cejas Martín consideró que él simuló la escena del crimen ya que los peritos determinaron que el balazo estaba en la parte izquierda del cráneo, mientras que Gómez era diestra. Además, sólo se hallaron dos vainas servidas .40 y de la nueve milímetros nunca apareció, dijeron las fuentes.

El hecho ocurrió el 17 de septiembre de 2017 en la casa del imputado, ubicada en la calle Comodoro Py 2366, entre Marcos Paz y Santo Tomé de Gregorio de Laferrere. Todo comenzó cuando los vecinos se alertaron al escuchar gritos y las detonaciones de balazos que provenía de la casa de la pareja y llamaron a la policía. Al llegar, los efectivos hallaron a Gómez muerta de un balazo en la cabeza y se entrevistaron con Pinto, quien les dijo que ambos se encontraban en franco de servicio y que se había tratado de un suicidio, hipótesis que hoy fue descartada por la justicia.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario