fbpx
viernes 18 de octubre, 2019

¿Es legal entregar boletas cortadas? La estrategia de intendentes de Juntos por el Cambio, en el centro del debate

“¿Cómo consiguió el gobierno municipal el archivo para imprimir la boleta nuestra?”, se preguntó Franco Laporta, postulante a la intendencia de San Miguel por el Frente de Todos. Las miradas están puestas en la estrategia que pretenden desarrollar los gobiernos locales para despegarse de Macri.

Intendentes Juntos por el Cambio
Los intendentes de Juntos por el Cambio intentan imponer la discusión sobre sus gestiones ante los vecinos, más allá de lo nacional y provincial

Como está claro con los diferentes videos que trascendieron en los últimos días, los intendentes de Juntos por el Cambio pretenden despegar la elección de la discusión nacional, sobre todo de la economía, para intentar salvar la ropa. Es que salvo en algunos pocos distritos, el vendaval de votos que recibió el Frente de Todos se llevó puestas a gestiones locales que tenían otras expectativas.

Pero esa estrategia para poner en valor lo municipal tiene un debate adicional que dejó instalado Franco Laporta, candidato a intendente del peronismo en San Miguel, comuna definida por Primer Plano Online como la capital del corte de boleta. “¿Cómo consiguió el gobierno municipal el archivo para imprimir la boleta nuestra?”, se preguntó Laporta en una entrevista con el programa periodístico Primer Plano Recargado.

“¿Se lo dio la Justicia Electoral, lo robó de algún lugar, agarró una boleta nuestra y la mandó a fotocopiar?”, agregó el concejal en uso de licencia en ese Municipio. Es que, como informó este medio, allí se registraron resultados verdaderamente sorprendentes en la votación, con un intendente (Jaime Méndez, que busca la reelección) que obtuvo una inmensa cantidad de votos más que Mauricio Macri y María Eugenia Vidal.

Los datos que surgen del escrutinio definitivo revelaron que Mauricio Macri consiguió 56.529 votos, contra 64.782 de María Eugenia Vidal y 84.803 de Jaime Méndez. Entre el intendente y el presidente hubo 27.274 votos de diferencia. Es decir, casi 30 mil vecinos optaron por votar la boleta de Juntos por el Cambio a nivel local pero no así en el rótulo presidencial, y casi 20 mil votantes también le dieron la espalda a la gobernadora.

Inversamente proporcional es lo que sucedió con el Frente de Todos, donde el postulante más elegido fue Alberto Fernández, con 90.672 voluntades, por encima de los 86.016 que consiguió Axel Kicillof y los 66.950 de Franco Laporta, el candidato a intendente. Es decir que entre el candidato presidencial de la marea azul y el postulante a la intendencia hubo una diferencia de casi 24 mil votos. Además, se registró un hecho absolutamente extraordinario: al entregar boletas ya cortadas con antelación, se produjo un alto índice de votos en blanco que fueron 13.965 en la categoría intendente.

Lo curioso de este tema es que muchos jefes comunales de Juntos por el Cambio están imitando el modelo San Miguel para dar vuelta los resultados electorales en sus pagos chicos. En estos días trascendieron videos vinculados a Nicolás Ducoté (Pilar) y Néstor Grindetti (Lanús), aunque en todos los distritos la intensidad del debate electoral los intendentes pretender poner en valor sus gestiones ante los vecinos sin considerar los problemas macro, principalmente la economía de Macri.