fbpx
viernes 18 de octubre, 2019

La justicia confirmó que el detenido en Castelar por supuesto acoso a mujeres es un paciente psiquiátrico

Lo informaron fuentes que intervinieron en el expediente. Las pericias fueron realizadas en el Hospital Posadas y, además, existía un trámite anterior que recomendaba internación. Ahora esperan una vacante para derivarlo a un instituto “por el peligro que representa para sí mismo y su alrededor”.

Acosador Castelar
El sujeto fue aprehendido por la Policía y permanece con custodia en el Hospital Posadas hasta ser derivado a un instituto de salud mental

Finalmente, el sujeto aprehendido el lunes por la noche en Castelar por acosar mujeres es un paciente psiquiátrico. Así lo confirmaron anoche fuentes judiciales a Primer Plano Online, luego de las pericias que le realizaron en el Hospital Posadas. Ahora, las autoridades aguardan por su derivación a un instituto psiquiátrico para su internación.

El martes este medio publicó la cantidad de denuncias en redes sociales que hubo en contra del hombre, cuya identidad no será publicada. Por pedido de la justicia incluso, dado que no había denuncias formales en su contra, también fue publicada su foto, para que las personas que hayan padecido su accionar se presenten en la comisaría a declarar.

A partir del artículo, llegaron a la redacción de Primer Plano Online comentarios de que se trataba de una persona con una condición psiquiátrica, cosa que finalmente se corroboró. Por lo tanto, la causa penal por exhibiciones obscenas y acoso callejero quedará en la nada, porque según el artículo 34 del Código Penal se trata de alguien “que no pudo comprender la criminalidad de sus actos”.

Uno de los psiquiatras que evaluó al hombre en el Hospital Posadas -que es médico forense de la Policía- ya dictaminó que es alguien “peligroso para sí mismo y para terceros” dado que padece esquizofrenia, y recomendó que sea internado “en un instituto de contención para la salud mental”. Además, el equipo interdisciplinario del nosocomio coincidió en el diagnóstico, y agregó que tiene “impulsividad contenida”.

A partir de este hecho, la causa penal queda suspendida y toma intervención el Juzgado de Familia Nº 8, a cargo de la jueza Patricia Jarowiski, la misma que actuó en la anterior internación de 35 días que atravesó el sujeto. “Aquel fue un tratamiento para el cual el paciente había prestado conformidad pero terminó abandonando. Ahora, con estos nuevos episodios, la jueza indicó internación”, explicaron las fuentes.

Para concluir el tema, no bien fue aprehendido el joven la justicia había solicitado un allanamiento en su domicilio, para corroborar si tenía algún tipo de material ligado a las supuestas víctimas. El procedimiento, que se realizó anoche por orden del juez de Garantías Nº 1 Alejandro Lagos, no arrojó resultados positivos.