fbpx
jueves 14 de noviembre, 2019

Vendían droga en el barrio, la justicia los detuvo y condenó: detalles de un fallo que incluye cárcel y multa económica

El Tribunal Oral Criminal Nº 4 de Morón sentenció a siete años de prisión a Rubén Darío Arruabarrena y a seis años a Carina Alejandra Granson. Fueron arrestados en su vivienda de Pontevedra con drogas y un arma de fuego y el caso se resolvió en poco más de un año.

Pareja condenada en Merlo por venta de drogas
Imágenes del secuestro de elementos en la vivienda de Pontevedra donde fue arrestada la pareja

Muchas son las noticias de detenciones en torno a la comercialización de drogas, pero pocas las que datan de condenas efectivas en la justicia. Es que, en la mayoría de los casos, siempre hay caminos intermedios para que los acusados eviten la cárcel.

Pero en esta ocasión Primer Plano Online les cuenta a sus lectores una información que rompe con el tratamiento ordinario que la justicia le otorga a estas causas. Se trata de una condena a prisión efectiva y multa económica a una pareja que vendía cocaína y marihuana en Pontevedra, partido de Merlo, que fue arrestada tras una serie de denuncias anónimas que realizaron vecinos de la zona.

Pareja condenada en Merlo por venta de drogas

Rubén Darío Arruabarrena y Carina Alejandra Granson fueron detenidos en su domicilio de la calle De Cuba, entre Carcano y Portela, en la mencionada ciudad. Fue el 15 de agosto de 2018, en el marco de un allanamiento realizado por personal de la seccional de San Antonio de Padua que había sido dispuesto por el Juzgado de Garantías Nº 3 de Morón a pedido del fiscal Antonio Ferreras.

Allí, los uniformados encontraron un total de 63 envoltorios de cocaína fraccionada y lista para la venta, dispuesta en una caja de cartón. También la pareja tenía un revólver calibre .32 Tiver, sin cartuchos en el tambor pero junto al arma seis municiones ubicadas en un cajón de un mueble que estaba en el dormitorio de la finca.

Acusación por venta de drogas

La acusación hacia ambos fue por tenencia ilegítima de estupefacientes para su comercialización en dosis fraccionadas destinadas directamente para los consumidores. Y el juez Pedro Rodríguez, del Tribunal Oral Criminal Nº 4 de Morón, condenó a Arruabarena a siete años de prisión de cumplimiento efectivo y a seis años a Granson, ambos con una multa económica de 135.000 pesos.

Pareja condenada en Merlo por venta de drogas