fbpx
jueves 14 de noviembre, 2019

Avanza la investigación del crimen de Diego Roda : ya tiene fecha la declaración de los jefes policiales implicados

El estremecedor giro que tuvo la causa a partir de la revelación de Primer Plano Online de que se trató de un caso de gatillo fácil ahora debe ser probado en los estrados judiciales. El abogado querellante pidió que también vuelva a dar testimonio la viuda del comerciante.

Crimen de Diego Roda
Los padres de Diego Roda mantienen firme el pedido de justicia por el asesinato del comerciante de Ituzaingó

El próximo 19 de noviembre deberán declarar dos de los responsables del procedimiento policial que terminó con la muerte del comerciante Diego Roda. Se trata del comisario inspector Gerardo Andrés Vergara, actual delegado departamental de la Policía Científica San Isidro, y del oficial Juan José Herrera, quien cumple funciones en la delegación Morón de la también Policía Científica.

“Los mismos deberán ser trasladados a esta sede (Fiscalía) mediante el auxilio de la fuerza pública. Tal menester será llevado a cabo por comisión que se designe de la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de esta Provincia”, indica la resolución firmada por el fiscal Roberto Marcelo Tavolaro, integrante de la Fiscalía Descentralizada Nº 1 de Ituzaingó.

Lo que deberán explicar allí los funcionarios tiene que ver con las actuaciones que volcaron en el acta sobre cómo fueron los hechos, relato policial que se comprobó está viciado de nulidad. Es que, como informó en exclusiva Primer Plano Online, un dato concreto que volcó definitivamente la pesquisa fue que la única evidencia balística recogida en el lugar de los hechos es policial, cuando en el acta original se había señalado que ningún agente disparó y que los proyectiles fueron emanados de armas que portaban los malvivientes.


Testimoniales Roda

A partir de esa prueba contundente es que la investigación giró por completo y todo indica que se trató de un caso de gatillo fácil, es decir, que los uniformados le dispararon al dueño de la verdulería ‘El Económico’ al confundirlo con delincuentes a los que venían persiguiendo. En el auto en el que Roda estaba al volante viajaban también Virginia Tueso, su mujer, y su bebé Pedro, de apenas dos semanas de vida.

La Policía venía persiguiendo a dos delincuentes que habían robado una camioneta en Caseros y escaparon hasta que rompieron por completo ese rodado. Siguieron su huida a pie y se cruzaron con Roda, que acomodaba a su pequeño hijo en el huevito en la parte trasera del auto. Se supone que lo conocieron y se fugaron de allí cuando tal vez tenían la idea de quitarle el auto para seguir escapando. El comerciante se alarmó, subió rápidamente al coche a su esposa y se intentó alejar de allí. Los efectivos lo cruzaron y, sin mediar palabra, le dispararon al menos cuatro veces.

TE LO ANTICIPÓ PRIMER PLANO ONLINE: 

http://www.primerplanoonline.com.ar/index.php/2019/09/25/informe-exclusivo-giro-la-causa-crimen-estremecio-ituzaingo-indica-al-comerciante-diego-roda-lo-mato-una-bala-policial/

La historia se descubrió al hallar en el pasto, casi sobre el cordón, un casquillo, que hay quienes sospechan que se les escapó a los efectivos que custodiaron la zona tras el crimen. Otra evidencia recogida fue un plomo, que es el casquillo desarmado, que le dio muerte al comerciante. Estaba dentro de su auto. Esa cápsula fue disparada por una pistola que ya está identificada y que pertenece a un oficial de la Bonaerense que actualmente purga arresto domiciliario, pero por otro caso. Se trata de Fernando Grane, detenido por una causa de homicidio en grado de tentativa en contra de un vecino de Ituzaingó.

La otra novedad que surgió en el expediente que un día después de la declaración de los policías, y a pedido de su abogado defensor, Gerónimo Podestá, también está citada a ampliar su declaración la viuda de la víctima, Virginia Tueso. Nunca fue consultada sobre si hubo o no voz de alto de parte de los agentes. Ella asegura que no, con lo cual el homicidio agravado de Roda puede significar una pena altísima para los implicados, además de intentar corroborar si hubo falsedad ideológica (mentira) en el acta procedimental, y encubrimiento de parte de las autoridades y encargados de la pesquisa.

Como sea, es un paso clave para continuar por el sendero de la búsqueda de la verdad.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario