Wednesday 12 de May, 2021

50 años de prisión para cuatro de los acusados por el ataque a la comisaría de San Justo

David Aranda, Zaira Bustamante, Sebastián Rodríguez y Tomás Sosa recibieron el máximo establecido por el Código Penal por el sangriento hecho en el cual quedó parapléjica la sargento Rocío Villarreal. La abogada Leticia Analía Tortosa recibió una pena menor.

La lectura del veredicto estuvo rodeada de un fuerte operativo de seguridad

En un fallo unánime, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de la Matanza, integrado por los jueces Pablo Gayol, Franco Fiumara y Nicolás Grappasonno, aplicó el máximo establecido por el Código Penal para cuatro de los imputados por el copamiento en la comisaría 1ª de San Justo. Además, a otro de los implicados le dieron ocho años de cárcel, mientras que la abogada del preso al que fueron a liberar los atacantes recibió tres años de prisión de ejecución condicional y seis años de inhabilitación para ejercer la profesión. Hubo dos absoluciones.

La lectura de la sentencia se llevó a cabo en la Jefatura Departamental La Matanza de la Policía bonaerense bajo un fuerte operativo de seguridad, y allí se oyeron palabras verdaderamente impactante en reconocimiento al acto heroico de la sargento Rocío Villarreal, quien quedó parapléjica luego del ataque ocurrido en la madrugada del 30 de abril de 2018.

LAS ELOGIOSAS PALABRAS DEL TRIBUNAL HACIA EL ACCIONAR HEROICO DE ROCÍO VILLARREAL: 

Para el tribunal, la uniformada demostró “un acto superlativo” ya que, sin su intervención “sus compañeros no hubieran podido guarecerse, desenfundar y contestar el fuego al que estuvieron expuestos luego”. “Podría decirse que fue Villarreal quien no sólo frustró la comisión ilícita de un grupo de malvivientes sino que salvó la vida de sus compañeros a costa de su propia integridad. Esperemos que tal acto heroico encuentre reconocimiento en la institución correspondiente”, señalaron los magistrados.

Asimismo, los jueces hablaron en su sentencia del “arrojo homicida hacia una institución del Estado provincial”, como es una comisaría, y precisaron que semejante accionar “no sólo conlleva el intento del jefe de la banda atacante y el dolo homicida hacia cuatro efectivos policiales sino que contiene implícitamente un intento de desequilibrar el orden social”.

“No pueden tolerarse actos de esta naturaleza. Vivir en comunidad significa aceptar determinados límites en la interacción social. Claramente, el ataque a la seccional 1ª de San Justo demuestra la inexistencia de esos límites en la conciencia de los autores y el riesgo mayúsculo al que está expuesta la sociedad bonaerense con sujetos de esta naturaleza”, fue otro de los duros párrafos del veredicto condenatorio.

En concreto, las condenas fueron las siguientes:

-Leandro David Aranda (25), el preso que iba a ser rescatado: 50 años de cárcel por los delitos de tentativa de evasión, homicidio agravado por el uso de arma calificado por la función de las víctimas, miembros de fuerzas policiales criminis causae en concurso ideal por el perjuicio a la administración pública y la vida de los agentes Rocío Villarreal, Adrián Barreto, Javier Pérez y Diego Méndez.

-Zahira Ludmila Bustamante (novia de Aranda): 50 años de cárcel por los delitos de facilitación de la evasión y homicidio agravado por el uso de arma calificado por la función de las víctimas, miembros de fuerzas policiales criminis causae en concurso ideal por el perjuicio a la administración pública y la vida de los agentes Rocío Villarreal, Adrián Barreto, Javier Pérez y Diego Méndez.

-Sebastián Ariel Rodríguez: 50 años de cárcel por los delitos de facilitación de la evasión y homicidio agravado por el uso de arma calificado por la función de las víctimas, miembros de fuerzas policiales criminis causae en concurso ideal con el delito de portación ilegal de arma de guerra en perjuicio de la administración pública y la vida de los agentes Rocío Villarreal, Adrián Barreto, Javier Pérez y Diego Méndez.

-Tomás Axel Sosa: 50 años de cárcel por los delitos de facilitación de la evasión y homicidio agravado por el uso de arma calificado por la función de las víctimas, miembros de fuerzas policiales criminis causae en concurso ideal con el delito de portación ilegal de arma de guerra en perjuicio de la administración pública y la vida de los agentes Rocío Villarreal, Adrián Barreto, Javier Pérez y Diego Méndez.

-Gonzalo Fabián D’Angelo: ocho años de cárcel por ser considerado partícipe secundario del delito de facilitación a la evasión y homicidio agravado por el uso de arma calificado por la función de las víctimas, miembros de fuerzas policiales criminis causae en concurso ideal con el delito de portación ilegal de arma de guerra en perjuicio de la administración pública y la vida de los agentes Rocío Villarreal, Adrián Barreto, Javier Pérez y Diego Méndez.

-Leticia Tortosa (la abogada): tres años de prisión de ejecución condicional e inhabilitación especial para ejercer la abogacía por el término de seis años por el delito de facilitación de la evasión en perjuicio de la administración pública.

Fueron absueltos Daniel Alberto Rodríguez y Bruno Alberto Marullo.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram