Tuesday 7 de February, 2023

Abogada de Morón a punto de ser condenada por estafar a su exsuegro para quedarse con una propiedad

Existe un acuerdo judicial entre las partes para que el diferendo pueda ser zanjado en juicio abreviado con una pena de tres años de prisión en suspenso. Según la investigación, la acusada le hizo firmar un poder al padre de su marido fallecido y vendió un lote en una suma millonaria para quedarse con el dinero. Enterate de quién se trata.

La abogada Gisela Tevez prestó conformidad para la condena en su contra a tres años de prisión en suspenso: sólo resta la sentencia del juez

Una abogada con matrícula en el Colegio de Abogados de Morón quedó a un paso de ser condenada por la justicia luego de ser denunciada por su exsuegro por administración fraudulenta. La estafa, según quedó plasmado en el expediente al que accedió Primer Plano Online, se concretó tras la venta de un inmueble, cuyo dinero se quedó la profesional sin rendirle cuentas a su exfamiliar, que actualmente se encuentra internado afectado por una enfermedad invalidante como Parkinson.

La letrada denunciada es Gisela Vanina Tevez, quien fue esposa de Raúl Francisco Turano hasta que su pareja falleció. Luego del deceso de su marido mantuvo un vínculo de cercanía afectiva con el padre de él, llamado de igual modo, con domicilio en Ituzaingó y que supo desarrollar una vida dedicada al comercio en la zona. Fruto de su trabajo acumuló propiedades que fue comprando a lo largo de los años.

Desde 2010 Turano padre, exsuegro de Tevez, decayó en su salud. Primero por lo antinatural que representa para cualquier persona la muerte de un hijo y luego por la patología que se manifestó en su organismo. Así las internaciones fueron una constante e incluso actualmente está alojado en un centro asistencial con traqueotomía y cuidados intensivos.

La maniobra denunciada fue diseñada, según la denuncia hecha por el propio Turano, en 2016, mientras se encontraba internado en el centro de rehabilitación Hirsch de San Miguel, en la Intersección de Gaspar Campos y Ruta 23. Ese año el hombre firmó un “poder amplio general de administración y disposición” de bienes, que en su demanda judicial lo graficó así: “me resultó extraño por qué se me hacía firmar un poder de disposición puesto que no quería vender mis propiedades”.

Luego de aquella firma, la abogada comercializó un inmueble perteneciente a la víctima. El lote en cuestión está ubicado sobre la calle Merlo al 2.000, de Castelar, y supuestamente fue vendido por una suma importante en dólares además de la entrega de dos departamentos, uno en Arredondo al 2.300 de Castelar y el otro en 25 de Mayo al 200 de Morón, donde funcionó por varios años el estudio jurídico de Tevez. Sin embargo, el producto de la venta de esa propiedad nunca le fue rendido a Turano ni a sus hijos, hijas y exposa.

“No le dio el dinero, no le pagó la obra social de la que era encargada y hasta le retuvo los documentos”, precisó a Primer Plano Online el abogado Gerónimo Podestá, defensor del denunciante Turano. Además, en medio del litigio y antes de llegar a un acuerdo extrajudicial, la abogada ofreció pagar una suma en dólares a la familia de su exsuego a modo de compensación, pero “nunca se presentó a cumplir con lo que se comprometió”, agregó el representante legal del estafado.

Por eso mismo, luego de una aceptación de las partes en litigio, el fiscal Horacio Vázquez propuso la realización de un juicio abreviado para resolver el diferendo. Así, en orden al delito de administración fraudulenta, la pena acordada es la de tres años de prisión en suspenso, es decir, no irá presa, con el pago de las costas del proceso y el cumplimiento de reglas de conducta.

Ahora resta que el juez Lucas Varangot, titular del Juzgado Correccional Nº 4 de Morón, rubrique el acuerdo para que la historia tenga un punto final. Ahora, lo que buscará la familia Turano es que Tevez no pueda seguir ejerciendo la profesión como abogada y que se le suspenda la matrícula al menos por el tiempo que dure la condena.