Sunday 17 de January, 2021

Aborto legal: el Gobierno abre el debate aunque la aprobación de una ley que lo habilite es incierta

El propio presidente de la Nación y varios de sus ministros están en contra de la iniciativa, pero dejarán libertad de acción a los legisladores. Sorpresivamente, el titular de la cartera de Salud indicó que "en los países que legalizaron el aborto, la mortalidad materna bajó drásticamente". La Iglesia pidió que la discusión sea "sincera y profunda". Al habilitar el debate, el Gobierno le arrebata un tema de agenda al progresismo.

Aborto legal
El proyecto tendrá un largo debate en comisiones a lo largo del año

Las posiciones a favor y en contra del aborto legal atraviesan a casi todos los espacios políticos, y por eso, las principales bancadas de la oposición decidieron ayer, luego de que el Gobierno nacional decidiera dar luz verde al debate parlamentario, seguir los mismos pasos que el oficialismo: otorgar libertad de acción a sus legisladores para votar de acuerdo a sus convicciones. Así lo definieron tanto el Frente para la Victoria, el peronismo del interbloque Argentina Federal y también el massismo.

El resultado final en Diputados aparece hoy incierto, porque más de la mitad de los legisladores no tomó posición y en un tema tan espinoso nadie pretende verticalismo, sino libertad de conciencia. Todos los análisis coinciden en que aún si hubiera aprobación en la Cámara baja, el perfil más conservador del Senado haría casi imposible que la sanción prosperara.

Sin embargo, se vislumbran adhesiones que ya se hicieron públicas. Por caso, luego de clausurar la discusión en el Congreso en los 12 años que gobernó incluso con mayoría en ambas cámaras, ahora el diputado Máximo Kirchner se fotografió con el pañuelo verde que identifica la campaña. En el FpV estiman que unos 35 diputados (sobre 63) acompañarían el proyecto. El Frente de Izquierda (3 diputados), y el Movimiento Evita (4), se pronunciaron a favor del proyecto, igual que Victoria Donda (Libres del Sur), una de sus promotoras. Leonardo Grosso, jefe del bloque del Evita, sostuvo que “el aborto legal es un tema de salud pública, no de conciencia”.

Aborto legal
Máximo Kirchner se sumó a la campaña por el aborto legal, pese a que su fuerza política clausuró el debate durante los 12 años que gobernó

En el oficialismo y en bloques ligados a provincias de las más conservadoras, la toma de posiciones es mucho más compleja y aún no está claro qué ocurrirá. Como sea, el miércoles próximo el proyecto por el aborto legal, seguro y gratuito será presentado por séptima vez (aunque se estirará el límite del período de gestación de 12 a 14 semanas), pero será la primera en que llegue a debatirse, por la decisión del gobierno de Mauricio Macri. En números muy provisorios, diputadas que participan de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito señalan que ya cuentan con unas 65 firmas (cifra aproximada a las presentaciones en años anteriores) de diputados que avalan el proyecto. Aspiran a ingresarlo el martes con unas 80, de los 257 miembros de la Cámara iniciadora.

En Cambiemos, la posibilidad de interrupción voluntaria del embarazo también genera divisiones. Están a favor los radicales Miguel Bazze, Brenda Austin, Lorena Matzen, Josefina Mendoza, Karina Banfi, Fabio Quetglas, Alejandro Echegaray, Olga Rista, y Alejandra Martínez (preside la Comisión de Familia, una de las que discutirá el proyecto); y los macristas Daniel Lipovetzky (preside Legislación General, que debatirá el tema); Samanta Acerenza, Juan Carlos Villalonga, Marcelo Wechsler y Sergio Wisky. La macrista Carmen Polledo está en contra y preside Salud, que sería la comisión cabecera. Pero habilitará el debate.

Adolfo Rubinstein
El ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, fue el único funcionario del gabinete presidencial que se manifestó abiertamente a favor del aborto legal

Lo mismo ocurre con el Gabinete. Mientras la mayoría de los ministros dijo públicamente estar en contra del proyecto, no de su tratamiento sino del aborto en sí como práctica, el titular de la cartera sanitaria, Adolfo Rubinstein, se manifestó “absolutamente a favor de que se discuta el tema en el Congreso” porque “es un debate que nos debemos después de 30 años de democracia”. El funcionario de origen radical, egresado con honores de la Universidad de Buenos Aires, investigador del Conicet y poseedor de varios títulos y cargos, entre ellos un máster en Harvard, reveló que «en los países que legalizaron el aborto, la mortalidad materna bajó drásticamente», con lo cual blanqueó su postura.

Sin embargo, también explicó que “el aborto no es la solución para nadie” sino un “fracaso cuando no hay educación ni se provee anticoncepción”. “Hay cosas que debemos mejorar. La maternidad adolescente llega al 15 por ciento y es una cifra que está estancada hace años. Estamos armando un plan integral junto a los ministerios de Educación y Desarrollo Social para la prevención del embarazo adolescente. Se debe continuar con la educación sexual en todas las escuelas y la entrega de anticonceptivos gratis”, graficó.

LA VOZ DE LA IGLESIA

En un comunicado difundido ayer por la comisión directiva de la Conferencia Episcopal Argentina, la Iglesia reclamó un debate «sincero y profundo» sobre la despenalización del aborto, en el que «se escuchen las distintas voces». El texto titulado “Respetuosos de la vida” también reafirmó la posición de la Iglesia que defiende la vida humana «desde el comienzo de la concepción».

Conferencia Episcopal

A continuación, Primer Plano On Line reproduce completa la posición de la Iglesia sobre la posibilidad de que se discuta el aborto legal en el Congreso:

La vida humana es un don. Esta es una experiencia compartida de muchos hombres y mujeres, sean creyentes o no. Se refleja en el rostro de los padres cuando contemplan por primera vez a sus hijos. El anuncio de la espera de un hijo es una alegría que se comparte con familiares y amigos.

Pero a veces en la historia de otras personas no es así, no es algo deseado, esperado, decidido, aunque en ocasiones en los meses siguientes se redescubre la belleza de esa vida que viene en camino.

Para otros, la concepción de esa vida no fue fruto de un acto de amor, y hasta pudo haber sido consecuencia de una acción de abuso y violencia hacia la mujer.

Allí es cuando surge la pregunta humana y ética sobre qué hacer. En la forma de responder la pregunta se cae muchas veces en plantear un enfrentamiento entre dos personas en situación de vulnerabilidad. Por un lado la mujer, que no decidió ser madre, suele encontrarse en soledad y la mayoría de las veces en un contexto de pobreza; por otro lado, la vulnerabilidad de la vida humana concebida que no se puede defender. Debiéramos escuchar tanto las madres embarazadas que sufrieron una terrible violencia sexual, como así también contemplar el derecho a la existencia de los inocentes que no pueden defenderse.

La pregunta humana y ética es: ¿hay que optar por una vida y eliminar a otra?

La eliminación de la vida humana del que no se puede defender instaura el principio de que los más débiles pueden ser eliminados; acepta que unos pueden decidir la muerte de otros. Hace unos años con la sanción de la Ley “Asignación Universal por Hijo”, el Honorable Congreso de la Nación demostró una vez más en su historia republicana un alto grado de sensibilidad humana a favor de la familia y de la vida de los niños y jóvenes más pobres. ¿No se podrá continuar por ese camino legislativo?

La solución o el camino para abordar estas situaciones es la implementación de políticas públicas que:

– Establezcan como prioritaria la educación sexual integral de la ciudadanía, en la que se fomente y capacite para la decisión libre y responsable de concebir una vida humana. Todos tenemos necesidad y derecho de ser recibidos como hijos.

– Reconozcan la dignidad de la vida humana desde el comienzo de su concepción pasando por todas las etapas de su desarrollo, la dignidad e igualdad de la mujer y el varón, y se implementen acciones tendientes a encarar las causas de la violencia hacia la mujer generando nuevas pautas de conductas basadas en el respeto al otro – Acompañen, desde lo social, las situaciones de conflicto y atiendan las heridas que quedan por sanar en quienes están atravesando por estas situaciones.

El diálogo democrático. Estamos ante el debate parlamentario de distintos proyectos de ley. Es necesario, que más allá del buen funcionamiento de nuestro sistema republicano en el cual se legisla a través de los representantes del pueblo, se tenga en cuenta que este tema toca profundamente el tejido de nuestra sociedad.

Que este debate nos encuentre preparados para un diálogo sincero y profundo que pueda responder a este drama, escuchar las distintas voces y las legítimas preocupaciones que atraviesan quienes no saben cómo actuar, sin descalificaciones, violencia o agresión.

Junto con todos los hombres y mujeres que descubren la vida como un don, los cristianos también queremos aportar nuestra voz, no para imponer una concepción religiosa sino a partir de nuestras convicciones razonables y humanas.

Comisión Ejecutiva Conferencia Episcopal Argentina

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram