Thursday 5 de August, 2021

Abusador del sofá rojo: podrían darle más de 30 años de cárcel al pervertido detenido en Haedo

Son más de 300 las víctimas que se reconocieron en filmaciones hechas sin consentimiento por Alejandro Martín Blanc Pardo, quien las subía a páginas pornográficas en las que hasta tenía un club de fans. Detalles de una investigación que se engrosa con el correr de las horas.

El pervertido tenía un club de fans, denominado ‘tributo al sillón rojo’, o sea que era venerado en redes sociales XXX

La investigación contra el abusador del sofá rojo empieza a tomar una dimensión que no se sabe dónde terminará. Fuentes judiciales confirmaron a Primer Plano Online que ya son más de 300 las víctimas que se vieron en videos filmados sin su consentimiento siendo sometidas a vejaciones sexuales, todas menores de edad.

Alejandro Martín Blanc Pardo, el pervertido detenido en su departamento del segundo piso de un edificio de la calle Emilio Castro al 400, en Haedo, se negó a declarar ante la fiscal de Delitos Conexos a la Trata de Personas, Pornografía Infantil y Grooming, Lorena Pecorelli. La funcionaria solicitó al juez de Garantías Fernando Pinos Guevara convertir su aprehensión en detención, cosa otorgada por el magistrado.

Además, la justicia ya solicitó cupo en un establecimiento penitenciario para ser llevado hasta el juicio en su contra. Es que los delitos que le imputan al sujeto son producción de pornografía infantil, estupro (que consiste en tener una relación sexual con una persona menor de edad valiéndose del engaño o de la superioridad que se tiene sobre la víctima) y corrupción de menores.

Una fuente judicial con acceso al expediente estimó ante la consulta de Primer Plano Online que todos les delitos se produjeron en concurso real entre sí, con lo cual si se acumulan las denuncias en su contra la pena en expectativa supera los 30 años. “Son diez los testimonios recopilados hasta el momento de chicas que se reconocieron en distintos videos subidos a sitios de pornografía”, precisó el vocero, quien agregó que las 300 víctimas están referidas al material reunido antes del allanamiento y la detención. “No sabemos cuántas más puede haber”, expresó.

“Era su jefe, porque las contrataba para volantear, y luego las seducía. Después las hacía tener relaciones con él, con otras personas e incluso con chicas de sus mismas edades o con hombres mayores”, es lo plasmado en el expediente, que se inició en diciembre de 2020. Hasta la Fiscalía en cuestión se acercó una joven, actualmente de 19 años, a quien le avisaron que aparecía en una filmación publicada en un sitio porno.

Otro aspecto que se investiga es que Blanc Pardo vendía el material que producía sin el consentimiento de las víctimas. Hasta tenía un club de fans, denominado ‘tributo al sillón rojo’, o sea que era venerado en redes sociales XXX. Esos otros sujetos que asistían al domicilio de Haedo y abusaban de las menores también son pasibles de tener una causa penal en su contra. Es otro capítulo de la causa.

Además de fotos y filmaciones, el pervertido anotaba las operaciones que realizaba y lo que cobraba por cada hecho. Los investigadores esperan obtener de esos escritos datos concretos para dar con los consumidores de lo que Blanc Pardo ofrecía. La Fiscalía habilitó un correo electrónico para sumar denuncias. Es ayudantiadelitosconexos.lm@mpba.gov.ar

“Sólo hablaba por WhatsApp. Lo único que pudimos escuchar fue cuando pidió una pizza, y eso nos permitió descubrir cuál era el departamento en el que vivía. De hecho, un mecánico lo llamó y él lo cortó con la frase ‘no me llamés por acá, hablemos por WhatsApp’. Así armaba su operatoria”, describió la fuente. Por el momento, ‘Virgi’, la pareja del detenido, está siendo investigada: no está claro aún si es víctima (la obligaba a tener relaciones con otros hombres) o si es parte de la organización, ya que en la casa en la que vive se incautaron anotaciones que tienen que ver con la operatoria.

Otro dato que pudo corroborar Primer Plano Online es que Blanc Pardo fue condenado en juicio abreviado en el Tribunal Oral Criminal Nº 5 de Morón. Le dieron tres años de prisión en suspenso porque la propia víctima, una jovencita menor de 13 años de edad, se negó a declarar en su contra. La denuncia fue motorizada por el padre de la chica, que encontró conversaciones de ella con el abusador en la red social Facebook.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram