Monday 21 de September, 2020

Ahora – Detuvieron al delincuente que baleó al repartidor de agua en Morón: seguía robando en la zona

Se trata de un sujeto con frondoso prontuario, que había pasado varios años en prisión y seguía haciendo de las suyas. Esta mañana vecinos denunciaron que le estaba robando a un trabajador de un correo privado y, en la huida, disparó contra ellos. A los pocos metros la Policía logró reducirlo.

El ladrón que baleó al repartidor de agua en Morón también había asaltado una carnicería y un bar, con el arma en su mano izquierda

Karina Otazo respira aliviada. Responde el mensaje de Primer Plano Online y sólo se limita a agradecer. Dice no saber mucho, pero que sólo le importa que la justicia avance y este potencial asesino deje de hacer daño. Karina es la esposa de Hernán Castillo, el repartidor de soda y agua de la empresa Ivess que salvó su vida de milagro cuando un sujeto lo abordó en Crisólogo Larralde al 1.000, en Morón, y le disparó a quemarropa para robarle el celular.

Como informó este medio, el malviviente había sido filmado minutos antes de aquel brutal ataque robando un local gastronómico exactamente a la vuelta de cruzarse con su víctima. Y también días antes había sido filmado robando una carnicería sobre la avenida Don Bosco, en el límite con La Matanza. En ambos videos había una característica que sobresalía: el arma en la mano izquierda. Era él, nadie lo dudaba.

Pero esta mañana, el delincuente cayó en su ley, también robando. Hoy se topó con un empleado del correo privado Andreani, a quien mediante intimidación de arma de fuego le quitó el celular. Vecinos de la calle La Rioja y Berutti, al ver la secuencia, pretendieron defender a la víctima, pero el agresor disparó contra ellos para emprender la huida. Ya era tarde: la gente le había dado aviso al 911 y un móvil de la Policía Local que estaba cerca logró reducirlo.

Cuando refuerzos de la seccional 1ª de Morón llegaron al lugar, advertidos de la escena y con los antecedentes del sujeto, que estaba siendo buscado, constataron que se trataba de él: el mismo que baleó al repartidor de agua y gaseosas, que robó el local gastronómico y la carnicería. Es más: tenía en su poder una pistola marca Bersa Thunder 380, con cargado con un proyectil intacto, y una mochila en la que llevaba un pantalón de la empresa de recolección Urbaser, verde fluor, y un chaleco refractario de idéntico color. Así vestía en los delitos en los que quedó filmado.

Milagro: dieron de alta al repartidor baleado en Morón y sigue con la recuperación en su casa

Según pudo saber Primer Plano Online, el delincuente, de 50 años, tiene frondosos prontuarios por varios hechos similares en la región y ya estuvo en prisión por al menos una década. Ahora está a disposición del fiscal Walter Leguisamo, de la UFIyJ Nº 2 de Morón.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram