Wednesday 17 de August, 2022

AHORA Se conocieron las identidades de las personas fallecidas en Panamericana: confirman que el auto era robado

Un video de la secuencia captado por una de las cámaras de seguridad muestra cómo se inició todo, cuando un patrullero pretendió identificar a los ocupantes de un VW Vento, cuyo conductor aceleró y escapó. La persecución se extendió por cerca de ocho kilómetros.

Los bomberos trabajaron hasta entrada la mañana para intentar sacar a los cuerpos del vehículo

Tres jóvenes murieron y un adolescente de 16 años resultó herido de gravedad cuando el auto a bordo del cual eran perseguidos por la Policía desde la localidad bonaerense de Bancalari chocó contra un camión que estaba estacionado en la autopista Panamericana, ramal Campana, a metros del peaje de Ricardo Rojas, en el partido de Tigre.

La Justicia tiene indicios y testimonios que indican que al menos uno de los involucrados tiene antecedentes penales e integraba una banda de ladrones de autos de la zona, y que el vehículo en el que huyeron es robado. Así lo confirmaron voceros de la investigación. Además, el VW Vento en el que circulaban tenía las patentes adulteradas.

El episodio se inició pasadas las 3.30 cuando personal del Centro Operativo Tigre (COT) alertó a una patrulla sobre la presencia de un Volkswagen Vento negro, patente MDG 702, detenido con ocupantes y en una actitud que consideraron sospechosa, en el cruce de la avenida Blandengues y Alvear de la zona de Bancalari.

ASÍ ARRANCÓ LA PERSECUCIÓN

Según la información policial y un video de la secuencia captado por una de las cámaras de seguridad, cuando los policías de la patrulla bajaron del móvil y se aproximaron para intentar identificar a las personas que estaban a bordo, el auto aceleró y escapó. En esas circunstancias se inició la persecución, que incluyó a varios móviles y se extendió por cerca de ocho kilómetros.

El auto sospechoso tomó por la colectora de la Panamericana y a la altura de la calle Chile, se montó un operativo con un móvil del COT cruzado para detenerles el paso, aunque al llegar a ese sitio, el conductor embistió a un policía, eludió el vehículo policial y continuó con la fuga, según lo que se observa en otro de los videos con los que se pudo reconstruir la secuencia del hecho.

El Vento se subió al troncal central del ramal Campana de la Panamericana para continuar la fuga y, a toda velocidad y por la cabina número 13, pasó el peaje que está a la altura de la fábrica Henry Ford, en el kilómetro 33,7. “Cuando pasa por el peaje no se sabe si bien si pinchó un neumático o rompió dirección, pero hay una marca en el pavimento y el Vento perdió el control”, dijo a Télam uno de los investigadores judiciales del caso.

Fuera de control, el auto sospechoso impactó contra un camión marca Mercedes Benz que estaba detenido en la banquina. El choque provocó la muerte en el acto de tres de los ocupantes del Vento, de los cuales hasta el momento las fuentes identificaron a dos: el conductor Joel Guillermo Galván (25), quien contaba con antecedentes penales, y Malena Antonella Chiocconi (21). El tercer fallecido en el lugar fue Mirko Fernández (23).

El cuarto ocupante del vehículo, en tanto, fue el único sobreviviente. Se trata de un adolescente de 16 años –su identidad se resguarda por tratarse de un menor de edad-, que fue trasladado en grave estado al hospital de General Pacheco, añadieron los informantes.

Los voceros confirmaron a Télam que uno de los policías que participaron de la persecución reconoció que efectuó al menos un disparo contra el vehículo, pero a modo disuasivo y con una escopeta con posta de goma. Ahora es materia de investigación si ese u algún otro disparo impactó en el vehículo e influyó o no en el choque final contra el camión.

Joel Galván y Malena Chiocconi, dos de las víctimas fatales del siniestro vial que conmueve al país

El caso quedará a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Don Torcuato, pero era investigado por el fiscal general adjunto de San Isidro, Cosme Iribarren -una de las más altas autoridades del Ministerio Público de ese departamento judicial y uno de los que investigó la muerte de Diego Maradona-, quien se hizo presente en el lugar y ordenó la intervención pericial de una fuerza de seguridad independiente, como Gendarmería Nacional.

Iribarren dispuso el secuestro de todas las armas del personal policial involucrado para peritajes y que todos los efectivos que participaron del operativo fueran sometidos a test de alcoholemia, que dieron resultado negativo.

Una fuente judicial confió a Télam que familiares del fallecido Galván se acercaron al lugar y reconocieron ante los investigadores que el joven “andaba delinquiendo en la zona” y que el automóvil Vento era producto de un ilícito. “La patente no tiene ningún impedimento, pero sospechamos que es un auto robado al que le colocaron un dominio ‘limpio'», dijo uno de los investigadores.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram