Monday 26 de July, 2021

Aislamiento obligatorio en hoteles y a costa del viajante, la decisión del gobierno provincial para quienes regresan del exterior

Lo comunicó esta mañana el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco. La medida se justifica en la necesidad de "retrasar" lo más posible el ingreso de la variante Delta de coronavirus al país, para que "el esfuerzo" que se está haciendo "no vuele por los aires".

Se denunciará penalmente a quienes no cumplan y se aplicarán multas de más de cuatro millones de pesos en caso de detectar alguna irregularidad

Las personas con domicilio en territorio bonaerense que ingresen al país desde el exterior deberán hacer a partir del jueves 1 de julio un aislamiento obligatorio durante cuatro días en un hotel, con costo a cargo de la viajante, y posteriormente completar el período de siete días en su domicilio.

Así lo anunció el jefe de Gabinete provincial, Carlos Bianco, quien también indicó que se denunciará penalmente a quienes no cumplan y se aplicarán multas de más de cuatro millones de pesos en caso de detectar alguna irregularidad en el cumplimiento de la disposición.

El funcionario justificó la decisión administrativa en la necesidad de «retrasar» lo más posible el ingreso de la variante Delta de coronavirus al país, para que «el esfuerzo» que se está haciendo «no vuele por los aires». Los equipos legales y técnicos de la provincia trabajan en la normativa, que empieza a regir el próximo jueves.

Según Bianco, se estima que unos 270 de los 600 viajantes regresan al país viven en territorio bonaerense. «De los siete días de aislamiento, cuatro serán en un hotel -a costo de aquellas personas que regresan del exterior- y luego tres días más en su domicilio», explicó. Asimismo, detalló que los turistas también deberán firmar una declaración jurada específica antes de salir del país en donde se comprometen, a su regreso, a cumplir con el aislamiento a su regreso del viaje.

«Se trata de una cuestión de consciencia y solidaridad. Son medidas de cuidado y prevención razonables», dijo por su parte el gobernado Kicillof al defender la medida de restringir a 600 personas el ingreso de argentinos que provienen del exterior y rechazó las críticas en ese sentido de «los que militan los contagios y la falta de cuidado, y luego se rasgan las vestiduras» ante el aumento de los casos.

Desde el sábado pasado rige en el país una prórroga del cierre de fronteras al turismo hasta el próximo 9 de julio y un cupo de 600 pasajeros diarios para el ingreso al país, en el marco de la emergencia sanitaria.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram