Saturday 19 de September, 2020

Alberto Fernández anunció que afloja la cuarentena para intentar volver a “la nueva normalidad”

Arranca una nueva etapa en la lucha contra la pandemia en Argentina: será entre el 18 de julio y el 2 de agosto, y según la evolución de los contagios se verá cómo continuar. “Estamos muy lejos de pensar que la situación está superada, y el riesgo no sólo está concentrado en el AMBA”, aseguró el Presidente.

El presidente Alberto Fernández hizo los anuncios acompañados por cinco gobernadores de todo el país

Vuelta de página hacia la nueva normalidad en medio de la pandemia. El presidente de la Nación, Alberto Fernández, anunció que entre el próximo 18 de julio y el 2 de agosto se inicia una etapa para “ir tratando de volver a la vida habitual, en este nuevo mundo diferente que nos exige cuidados diferentes».

Así, según establecerá cada jurisdicción a lo largo del fin de semana, habrá flexibilizaciones para la vuelta de actividades, siempre con protocolos estrictos a nivel sanitario. En su mensaje, el jefe de Estado advirtió, de todos modos, que «la pandemia sigue presente, sigue atacando, sigue enfermando y llevándose vidas» y subrayó que “estamos muy lejos de pensar que la situación está superada, y el riesgo no sólo está concentrado en el AMBA”.

Fernández estuvo acompañado de manera presencial por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof. Además, participaron a través de videoconferencia la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, y sus pares de Chaco, Jorge Capitanich, y de Jujuy, Gerardo Morales.

«Esta pandemia empezó y no sabemos cuándo termina, pero tenemos cierto optimismo en alcanzar los logros que nos propusimos. Hay algunos datos optimistas que nos permiten pensar que el aislamiento ha sido útil, pero eso no quiere decir que hayamos superado el problema”, precisó el Presidente, quien también destacó que “todo el esfuerzo realizado nos permite mostrarnos como uno de los países con menos muertos en el mundo por la pandemia”.

Mediante filminas, Fernández mostró que la tasa de duplicación de casos en Argentina está en 23,95%, apenas por debajo de la registrada el 9 de mayo, que estaba en el 25,1%. Y también reveló que la ocupación de camas en Unidades de Terapia Intensiva (UTI) pasó en julio del 56 al 64%, y aclaró que si no se hubiera ampliado la capacidad del sistema sanitario, ese índice ya estaría por encima del 72%, al borde de lo que calificó como “saturación”.

Horacio Rodríguez Larreta, por su parte, describió que en la Ciudad Autónoma arranca un plan que consta de dos semanas, en donde se irán habilitando actividades “progresivamente». Se abrirán los comercios de proximidad, sumarán a peluquerías y algunas tareas profesionales. Además, la actividad física “la vamos a retomar desde el lunes» y también se aumentará “la cantidad de días por semana que los chicos puedan salir con sus padres».

«El transporte público es un tema muy sensible. Vamos a seguir siendo muy estrictos en controles, y sólo viajaran trabajadores esenciales», enfatizó. Y cerró: «esta situación no es para siempre y la forma de salir adelante es entre todos».

A su turno, el gobernador Kicillof subrayó que “el esfuerzo que se hizo dio muy buenos resultados, y eso se mide en la cantidad de vidas que salvamos”. «Los objetivos que nos propusimos se alcanzaron. Aumentamos las camas de terapia intensiva, ya estamos en 4.100 camas de terapia intensiva en el AMBA para que nadie se quede sin cama, sin médico y sin atención”, se explayó.

Asimismo, consideró que lo que se viene para la provincia se viene lo que definió como una “cuarentena intermitente”. Así, el próximo lunes se habilitará la apertura de empresas, luego del miércoles volverán los comercios barriales y desde el lunes de la semana posterior retornarán actividades profesionales. Sobre eso habrá mayores precisiones durante la tarde de hoy, en una conferencia de prensa en La Plata.

El gobernador bonaerense cerró su exposición con datos sobre quiénes están afectados por el letal virus. «No es verdad que esto solo lo sufren los mayores. En Argentina, 6.000 infectados fueron niños, y cinco fallecieron. Nadie está a salvo, hay que cuidarnos todos. Necesitamos muchísima más responsabilidad colectiva».

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram