Friday 7 de October, 2022

Análisis de la educación pública: para el rector de la UNLaM, el gran problema argentino es la “falta de planificación a largo plazo”

Lo afirmó Daniel Martínez durante una entrevista con el programa periodístico Primer Plano. También pidió que las familias se involucren más con el proceso formativo de los chicos y que no solamente se queden en llevarlos a la escuela.

Rector de la UNLaM
Daniel Martínez, el rector de la Universidad de La Matanza y su crítico análisis sobre la educación pública

En una entrevista destinada a analizar la educación en la Argentina y su rumbo, más allá de la coyuntura enmarcada en el paro docente y los días de clases perdidos por los estudiantes, el rector de la Universidad Nacional de La Matanza, Daniel Martínez, sacó a relucir sus conocimientos y consideró que el gran problema que debe superar la política educativa es que de una vez por todas necesita ser pensada a largo plazo, más allá de los mandatos gubernamentales.

“Estamos preocupados por lo diario y no se planifica una educación a largo plazo. No es un cargo a éste gobierno. Es un cargo a todos los gobiernos que los atraviesa en forma transversal. No hay una preocupación porque los resultados se ven en 10, 20 años, no es lo que vemos todos los días”, sentenció la autoridad máxima de la entidad universitaria con mayor índice de graduados en el país.

Durante la charla con Adrián Noriega en la emisión semanal del programa periodístico Primer Plano, el rector realizó un breve repaso de los cambios que hubo en el sistema educativo en las últimas dos décadas. “No hay políticas educativas claras. Fue nefasta la reforma que se implementó hace años con el Polimodal y el EGB. Lo advertimos varias veces desde la Universidad, porque traer acá un sistema que había fracasado en España era repetir el fracaso. Eso perturbó y agravó la dinámica que tenía como proceso la formación”, expresó.

A la hora de hacer un diagnóstico de cómo aprender los chicos en la actualidad, Martínez consideró que “hay distintas influencias y actores: las escuelas, con los docentes; las políticas educativas; y las familias. A veces uno ve que los padres dejan a los chicos en las escuelas pero no notamos que exista un compromiso con la educación como había antes”.

Asimismo, también apuntó a la competencia de los docentes y sus capacidades para estar al frente de las aulas. “No se mejoran los institutos de formación docente, algo que es responsabilidad del Gobierno. Y muchas veces, si bien hay docentes con vocación de mejorar, otras tantas su preparación no es tan buena. Y si a eso le sumamos el reconocimiento salarial, que es bajo… Vamos a ejemplos cercanos, en América latina: en Ecuador, las dos profesiones mejor pagas son la medicina y la docencia”, concluyó.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram