Thursday 16 de September, 2021

Angustia y milagro en Morón: dos policías revivieron a una beba que no tenía signos vitales tras caer a una pileta

La chiquita había caído a una pileta de natación y su mamá estaba conmocionada porque no podía hacerla reaccionar. Después de la tensa situación y con maniobras de RCP, la menor recuperó conciencia y pulso. Fue trasladada al hospital de Morón fuera de peligro.

Los efectivos que salvaron a la beba pertenecen al Comando de Patrullas de Morón

Dos oficiales de la Estación de Policía de Morón se convirtieron en verdaderos héroes al lograr revivir a una beba de apenas un año y tres meses de vida que había caído a una pileta y, cuando llegaron al lugar, no tenía signos vitales. Con maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) lograron desobstruir sus vías respiratorias y salvarla.

La situación, de extremo nerviosismo por cierto, ocurrió en una vivienda ubicada sobre la calle Alcalde Rivas, casi avenida San Martín. Hasta allí, convocados por un llamado desesperado al 911, llegaron los agentes Fabián Schmidt y Alexis Herman, quienes pertenecen al Comando de Patrullas de Morón y realizaban tareas preventivas en la zona.

Cuando arribaron se encontraron con un cuadro difícil de imaginar: la mamá de la nena, en un cuadro angustiante, pidiendo ayuda porque su chiquita, en un descuido, “había caído a la pileta mientras ella estaba en el lavadero”, detalló una fuente policial. La madre le estaba metiendo los dedos en la boca para reanimarla.

“No tenía signos vitales y el personal comenzó a realizar maniobras de RCP, con lo que logró desobstruir las vías respiratorias y que la nena recupere conciencia y pulso”, agregó el interlocutor consultado por Primer Plano Online. No bien reaccionó, los agentes pidieron una frazada para abrigarla porque «estaba helada».

Lo cierto es que una vez reanimada, la beba fue trasladada al hospital de Morón, donde la asistieron y constataron que todavía tenía agua en los pulmones, con lo cual tenían que asistirla y evaluar el cuadro. Hay en los profesionales una preocupación adicional: el agua que ingirió estaba podrida, con lo cual es un peligro la chance de que exista algún tipo de infección.

Por protocolo, al tratarse de una persona menor de edad, se abrió una causa judicial por averiguación de ilícito, que quedó radicada en la UFI Nº 3 de Morón.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram