Tuesday 20 de October, 2020

Apresaron a integrantes de una banda que realizaba abortos clandestinos

 

Ofrecían los servicios repartiendo volantes en el barrio de Liniers. Cobraban entre $ 2800 y $ 9000 para hacer los abortos. A las volanteras les pagaban $ 300 pesos diarios. Suma que podía incrementarse por cada mujer que captaban y llevaban para que se realizara un aborto. Ayer, la policía apresó a veinte integrantes de una banda que se dedicaba a prácticas abortivas en Liniers, Ciudadela, Merlo, Caseros y Lomas del Mirador.

 

Fueron más de seis meses de investigación en los que los detectives de la División Delitos contra la Salud de la Policía Federal Argentina realizaron una serie de seguimientos, filmaciones de las sospechosas y cruces telefónicos que permitieron identificar, entre otros imputados al supuesto jefe de la organización que se dedicaba a realizar abortos: John Essex Pérez Álvarez, de nacionalidad boliviana.

 

Durante la investigación, los detectives establecieron que la banda utilizaba una droga conocida como cytotec, la cual está prohibida en el territorio argentino, según consta en una disposición de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat). Los detectives establecieron que ese medicamento era comprado en Bolivia y traído de forma ilegal a nuestro país.

 

También se estableció que cuando los integrantes de la banda se quedaban sin esa droga abortiva, recurrían a tres farmacias que vendían el medicamento de forma ilegal. Fuentes judiciales indicaron que, luego de que se le dicte el procesamiento a los 20 integrantes de la organización delictiva, detenidos en las últimas horas, comenzarán a investigar a esas tres farmacias que vendían la droga abortiva sin ninguna clase de control y a pesar que la comercialización está prohibida.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram