Friday 30 de October, 2020

Asesinaron a balazos a un cabo de la Policía Federal en asalto a una heladería de Ramos Mejía

Diego Digiácomo (29) se desempeñaba en el Departamento de Control Operativo de la PFA, con destino en la localidad de Florida, partido de Vicente López, y se encontraba como cliente dentro del comercio, franco de servicio y vestido de civil.

Diego Di Giácomo se identificó como personal policial y los delincuentes le dispararon sin piedad para luego huir de la heladería

Un cabo de la Policía Federal Argentina (PFA) fue asesinado de dos disparos en el pecho y otro en una pierna por cuatro delincuentes que intentaron robar en una heladería Ramos Mejía, en cercanías del Ateneo Don Bosco.

El hecho se registró en la heladería ‘Bianca’, ubicada en la esquina de Pedro Bonifacio Palacios y Bolívar. Diego Di Giácomo (29) se desempeñaba en el Departamento de Control Operativo de la PFA, con destino en la localidad de Florida, partido de Vicente López, y se encontraba como cliente dentro del comercio, franco de servicio y vestido de civil.

Según describieron fuentes policiales y testigos que se acercaron hasta el lugar, cuatro delincuentes armados descendieron de un auto Volkswagen de color azul e ingresaron a la heladería con fines de robo, por lo que el policía se identificó como tal e intentó evitar el asalto.

En ese instante se inició un tiroteo que culminó cuando el cabo de la PFA recibió los balazos, mientras que los asaltantes escaparon del negocio en el vehículo en el que se movilizaban. Al comercio acudieron de inmediato efectivos de la comisaría Oeste 8va. con asiento en Don Bosco, tras un llamado al 911 que alertó acerca del asalto.

Los uniformados hallaron a Di Giácomo con una herida de arma de fuego en el pecho, por lo que lo trasladaron en un patrullero al Policlínico Central de San Justo, donde finalmente falleció a los pocos minutos de ingresar. Tenía dos heridas de bala a la altura del tórax y otra en la pierna izquierda que le produjo una fractura.

Efectivos de la Policía Bonaerense que comenzaron a investigar el crimen junto al fiscal de homicidios Marcos Borghi se entrevistaron con un testigo que estaba al momento del hecho junto a Di Giácomo, que era familiar del propietario de la heladería. Además, relevaron las cámaras de seguridad del comercio para identificar a los delincuentes y no descartaban que hayan resultado heridos durante el tiroteo con el policía.

En ese sentido, del análisis de las imágenes los efectivos determinaron que se trataría de los mismos asaltantes que el sábado pasado ingresaron al bar ‘Abarloar’, ubicado en avenida San Martín al 2200 de Lomas del Millón, y sustrajeron dinero y pertenencias de los clientes. Huyeron en un auto Volkswagen Golf de color azul, patente AA775KK, por avenida Eva Perón en dirección a General Paz.

Según pudo saber Primer Plano Online, el vehículo apareció abandonado y a punto de prenderse fuego durante la madrugada en jurisdicción de la comisaría 4b de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Personal de la Comisaría Vecinal 4B de la Policía de la Ciudad fue desplazado a la calle Erezcano al 2700, en el barrio de Nueva Pompeya, por un vehículo que se estaba incendiando: era el de los asesinos

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram