Sunday 17 de October, 2021

Asesinaron a un joven de 17 años y balearon a otro de 18 en Ituzaingó: investigan si fue una pelea entre bandas

Ocurrió en colectora de Acceso Oeste y Camino de la Rivera. Facundo Lucero recibió un balazo en la zona intercostal y murió en el hospital Eva Perón, a donde también fue trasladado su amigo Alan Rodrigo Báez, con quien estaba a bordo de una moto.

La Policía revisa cámaras de seguridad de la zona para intentar dar con los atacantes: todo indica que fue un ajuste entre bandas

Asesinaron a un adolescente de 17 años en Ituzaingó y la justicia investiga si se trató de un ajuste entre bandas. El hecho ocurrió el miércoles por la noche en el camino de la Rivera y colectora de la Autopista del Oeste, justo en el límite de ese distrito con Merlo. En el sangriento episodio también resultó baleado otro joven de 18 años.

Fuentes policiales informaron a Primer Plano Online que la víctima fatal fue identificada como Facundo Lucero, quien fue trasladado al hospital Eva Perón de Merlo con una herida de arma de fuego en la zona intercostal izquierda y otra en la mano derecha. A metros de donde yacía el muchacho herido había un revólver calibre .22 con numeración suprimida.

Cuando los efectivos policiales que trasladaron al joven al nosocomio se encontraron con otro ingreso similar. En este caso era Alan Rodrigo Báez (18), quien había recibido tres proyectiles en su cuerpo, más concretamente en una mano, en el antebrazo derecho y al costado del abdomen también del lado derecho. Es decir, en la escena al menos se dispararon cinco tiros.

Voceros de la investigación detallaron que Lucero y Báez habrían salido juntos a cometer ilícitos bajo la modalidad motochorros y “se cruzaron con otros dos sujetos de malvivir que circulaban en otra moto, con los que tenían problemas de vieja data”. En esas circunstancias discutieron y todo derivó en un enfrentamiento armado. El deceso del fallecido se produjo a poco de llegar al centro de salud, mientras que su compañero está fuera de peligro.

Entrevistada por efectivos policiales, la mamá del fallecido reconoció que su hijo “tenía mala junta, era adicto a distintos tipos de drogas y estaba pensando en internarlo” en algún establecimiento para desintoxicación. Además, reveló que en los últimos tiempos salía por las noches con Báez en distintas motos que sospecha podrían ser robadas.

De todos modos, esa declaración no tiene validez legal hasta no ser ratificada o rectificada ante el fiscal del caso. Por el momento, sin pistas firmes, los investigadores revisan cámaras de seguridad para intentar dar con los asesinos, quienes habrían escapado hacia Ituzaingó.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram