Sunday 24 de October, 2021

Asesinaron a un policía de la Ciudad en Hurlingham al resistir el robo de su moto: en el tiroteo mató a un ladrón e hirió a otro

El sangriento hecho sucedió en la puerta de la casa de la víctima, sobre la calle Ernesto Plass al 4.300, jurisdicción de la comisaría 4ª del barrio Mitre. Previo a arrojar una mochila dentro de una vivienda, en la calle paralela al crimen cayó muerto un delincuente. Conmoción entre vecinos.

El oficial mayor Oscar Fernando Méndez Bautista (42) era numerario de la División Disposiciones Protectivas de la Policía de la Ciudad

Un efectivo de la Policía de la Ciudad fue asesinado anoche en Hurlingham luego de enfrentarse con dos motochorros que lo atacaron a la salida de su vivienda de la calle Ernesto Plass al 4.300 para robarle la moto. Como consecuencia del enfrentamiento uno de los ladrones murió a los pocos metros y el otro terminó herido y se encuentra internado con custodia. Hay conmoción en la zona.

Fuentes policiales informaron a Primer Plano Online que el hecho se registró anoche, cerca de las 23.30, cuando el oficial mayor Oscar Fernando Méndez Bautista (42), numerario de la División Disposiciones Protectivas de la Policía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, llegaba a su domicilio vestido de civil a bordo de su moto Rousser 200 color negra.

En esas circunstancias fue interceptado por los dos malvivientes, que se movilizaban en una moto 110 roja, quienes lo amenazaron con un revólver. Ahí mismo se inició un enfrentamiento, que terminó cuando Bautista Méndez recibió un tiro en el pecho que le costó la vida en el acto.

Los motochorros alcanzaron a robarle la mochila cuando el agente yacía en el suelo y se dieron a la fuga. Posteriormente, se estableció que sobre la calle paralela al crimen, Guayra al 4.200, entre Oyhanarte y Bonorino, uno de los atacantes cayó muerto y, antes de desvanecerse, alcanzó a arrojar la mochila robada al efectivo adentro de una vivienda. Ese joven todavía no está identificado.

Asimismo, al rato el segundo delincuente fue trasladado de urgencia por familiares al hospital San Bernardino, de Hurlingham, y las autoridades dieron aviso de inmediato a la Policía, como es protocolo en casos de heridos de bala. Se trata de Nahuel Cataño (18), quien fue derivado al hospital Guemes, de Haedo, donde ingresó directo a quirófano. En trabajos posteriores al crimen la Policía logró incautar, en la vivienda del joven baleado, la motocicleta que se sospecha fue la utilizada para el ataque.

Un vecino que vive al lado del efectivo asesinado contó esta mañana que escuchó entre diez y once disparos, y una de las balas pegó en el baño de su vivienda. “Era un muchacho buenísimo”, describió respecto de la víctima. También reconoció que en ese barrio nunca se había vivido una situación similar.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram