Thursday 22 de October, 2020

Así roban autopartes en las inmediaciones de un colegio a una cuadra del centro de Castelar, a plena luz del día y sin presencia policial

Con total impunidad, en los alrededores de la escuela Mahatma Gandhi, roban autopartes, ruedas y asaltan a las docentes cuando llegan a dar clases antes de que amanezca. La guardia policial que el año pasado vigilaba el ingreso y egreso de los estudiantes tuvo que dejar la zona por falta de efectivos.

Autopartes, neumáticos, mochilas y celulares, son blanco de los delincuentes que actúan en el centro de Castelar a cara descubierta

Los ladrones de autopartes  operan a cara descubierta y con sorprendente tranquilidad en la zona comprendida por las calles Carlos Casares, Marqués de Loreto, Avellaneda y Arredondo, a  cien metros del centro comercial de Castelar.

En esta área está ubicada la escuela Mahatma Gandhi: sus docentes, la comunidad educativa y los vecinos están cansados de ser víctimas de hechos como los que muestra el video al que tuvo acceso Primer Plano Online, filmado por una de las cámaras de seguridad del establecimiento. Casualmente, el espejo robado del Toyota Etios gris pertenece a una autoridad del colegio, que no es la primera vez que resulta víctima del accionar de los malvivientes que operan en las inmediaciones.  Igual suerte corrieron en lo que va del año padres y vecinos que dejan sus autos estacionados sobre Carlos Casares al 1200 o Marqués de Loreto al 2300, que al volver en busca de sus vehículos se encuentran con una cubierta menos, o alguna pieza brutalmente violentada.

Las docentes tampoco la tienen fácil. Muchas de ellas que llegan a la escuela caminando alrededor de las siete de la mañana cuando aún es de noche también fueron sorprendidas por los delincuentes: les roban teléfonos celulares y mochilas con pertenencias y material de trabajo a pocas cuadras del colegio, donde para colmo de males, la falta de iluminación juega del lado de los malos.

Hasta el año pasado, la iniciativa de los ‘Corredores Escolares’ encarada por el Municipio de Morón unificaba un circuito de seguridad que ofrecía custodia de la Policía Local durante la entrada y salida de los alumnos de las escuelas de la zona. Esta presencia más o menos constante era de vital importancia para mantener alejados a los amigos de lo ajeno. Sin embargo, en el presente ciclo lectivo, los uniformados brillan por su ausencia favoreciendo así el impune accionar de los malvivientes que operan a toda hora en la periferia del área escolar.

Carlos Casares y Marqués de Loreto: la intersección de dos cuadras tranquilas en apariencia, que registran intenso accionar delictivo
Carlos Casares y Marqués de Loreto: la intersección de dos cuadras tranquilas en apariencia, que registran intenso accionar delictivo

Ante el reclamo efectuado por las autoridades del establecimiento educativo a la Comisaría 7ma de Castelar -a la cual le corresponde la vigilancia del lugar por proximidad jurisdiccional- obtuvieron por respuesta que por falta de personal y escasez de recursos se les hace imposible seguir enviando efectivos al lugar. Sin embargo, ante las reiteradas denuncias recibidas en la dependencia policial en las últimas semanas, se comprometieron a evaluar la manera de poder destinar algunos agentes al menos en los horarios de mayor flujo de estudiantes.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram