Friday 7 de October, 2022

VIDEO Así atacó a Verónica el femicida de Tres de Febrero: “ella decía que no le iba a hacer nada”

Después de una relación de pareja de ocho años que se había vuelto tóxica, la mujer lo dejó y tomó la decisión de no volver pese a la insistencia obsesiva del asesino. Hugo Antonio Marchi esta mañana se presentó en el comercio en el que ella trabajaba y la mató de dos balazos.

De rosa Verónica, acorralada por el femicida, que luego la corrió hasta la parte trasera de la panadería para asesinarla

Mensajes intimidatorios, persecución, la obsesión por volver a ser pareja y un crimen atroz. Así se puede resumir el femicidio que este martes vuelve a conmover a la opinión pública: en la Argentina hay femicidas que se creen con derecho de seguir matando mujeres.

Verónica Esther Villalba es otra víctima que enluta al país. Es otra mujer que deja una hija sin madre a manos de un cobarde tan cobarde que no se quedó a enfrentar las consecuencias del desastre que causó, sino que se pegó un tiro para escapar.

Ella, una mujer trabajadora, que cada madrugada se levantaba para abrir la panadería Martín Fierro, sobre la calle Morganti 9200, esquina Florida, de Loma Hermosa, tomó la decisión de terminar una relación de ocho años que se había vuelto tóxica y que le hacía daño. Pretendió salir de ese infierno sin saber el costo.

Le dije hace dos semanas que lo denuncie, pero ella me contestó que no le iban a creer porque nunca le pegó. Hace 20 días se vieron en San Martín porque supuestamente le iba a firmar el 08. Y ahí le dijo que se iba a tirar debajo de un colectivo. Ese tipo de violencia ejercía sobre ella”, contó la empleadora de Verónica al ser entrevistada por varios medios apostados en el lugar.

Ella decía que no le iba a hacer nada y que se iba a matar él. Pero eran permanentes los mensajes y el hostigamiento. Es más: yo le decía que no lo vaya a ver a ningún lado y que, si tenía que verlo por algún motivo, que le diga que venga a la panadería”, agregó la propietaria del comercio, visiblemente conmovida por el luto que le toca atravesar.

Verónica Esther Villalba fue asesinada de dos balazos mientras atendía una panadería: el femicida, su expareja, se suicidó

La decisión de Verónica estaba firma: era definitivo que no retomaría la relación con Hugo Antonio Marchi, quien esta mañana, minutos después de que el negocio abrió las persianas, estacionó el Ford Focus propiedad de la víctima e ingresó al local. Ella estaba sola detrás del mostrador y corrió hacia el interior, donde están los hornos y un compañero suyo preparaba los productos del día.

La mujer corrió pretendiendo escapar. Pero el femicida la siguió y ante la mirada del otro empleado del lugar le disparó un primer balazo. Después llegó el segundo y la cobardía de quitarse la vida de un tiro en la sien. Ella fue asesinada en el acto; él agonizó unos instantes pero cuando llegó la ambulancia ya se había muerto.

La investigación del hecho, que se va a cerrar rápido porque se extinguió la acción penal en el momento del fallecimiento del femicida, está en manos de la fiscal Marcela Costa, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial San Martín.

Hugo Antonio Marchi fue pareja durante ocho años de Verónica y hacía un mes estaba separado de ella

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram