Tuesday 7 de February, 2023

Atropelló a un abuelo cartonero, lo dejó al borde de la muerte y huyó: la familia asegura que nadie busca al conductor

La víctima, de 78 años, estaba tomando mates con su hijo y un amigo, que es que resultó peor lesionado en el hecho y continúa internado. El hecho sucedió el pasado 8 de noviembre y, a casi un mes, nadie les informó si pudieron identificar la patente del vehículo.

Así quedó Nicolás Nieva, el abuelo atropellado en Luzuriaga: una costilla le perforó el pulmón

Nicolás Calixto Nieva (78) volvió a nacer. Estuvo internado en grave estado con fractura de costillas, que incluso una le perforó un pulmón, y debió ser operado de urgencia en la clínica Los Cedros, de San Justo. Junto a él, su hijo, de 32 años, y un amigo de la familia fueron atropellados por el conductor de una camioneta que, pocos metros después del siniestro, disminuyó la velocidad, miró por el espejo retrovisor y siguió su marcha.

El siniestro ocurrió en la puerta de la casa del abuelo, sobre la calle Juan Florio al 1900, entre Ramón Falcón y Chañar de Villa Luzuriaga, mientras los tres tomaban mates antes de salir a juntar cartones, como hacen habitualmente. “Eran las 8 de la mañana y estábamos tomando unos mates. Sentimos la acelerada y cuando nos dimos vuelta lo teníamos encima”, le contó el abuelo a Primer Plano Online vía telefónica.

Luego de la maniobra criminal del conductor, que además huyó mostrando un total desinterés por la vida, Nieva sufrió la grave lesión por la cual estuvo internado en terapia intensiva por casi una semana y logró recuperarse del cuadro. Ahora empieza la etapa posterior, con consultas al cirujano y estudios para evaluar lo que dejó el episodio en su salud.

“Diga que no había criaturas, porque sino hubiera sido un desastre”, señaló el vecino del barrio, que vive en condición de extrema vulnerabilidad frente a la Escuela Nº 48. Luego de embestirlos, en medio de la conmoción por lo ocurrido intentaron con su hijo mirar a la camioneta para al menos tomar la patente, pero no alcanzaron a verla. La denuncia fue radicada por la familia en la comisaría de 3ª de Villa Luzuriaga, pero hasta el momento no tuvieron novedades.

“La Policía nunca más nos llamó”, reveló la hija de Nieva, quien además manifestó su frustración porque “no salieron a buscar las cámaras en el barrio” para identificar al conductor que fugó. Como si fuera poco lo que le pasó a su papá, el más grave de los atropellados sigue internado en el hospital Paroissien: tenía problemas previos de columna y no se sabe si volverá a caminar.

Primer Plano Online intentó averiguar esta mañana con el Ministerio Público Fiscal de La Matanza el estado de la causa, y desde el organismo el vocero oficial consignó que no hay investigación (IPP) iniciada. Es decir, el hecho no le fue comunicado a la Fiscalía de turno como para poder averiguar quién es el conductor que atropelló y fugó.