Friday 21 de January, 2022

Otro duro golpe al bolsillo para usuarios viales: aumentan los peajes a las autopistas porteñas casi un 50 por ciento

El cálculo hecho por el Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial es contundente. En 2022, un auto para ingresar a la Ciudad Autónoma deberá invertir, sólo para pasar las barreras, un total de $129.000 ida y vuelta, mientras que un transporte de cargas $894.000.

"El peaje se ha transformado en un verdadero impuesto al tránsito para el usuario vial", afirmaron desde CONADUV

El Comité Nacional de Defensa del Usuario Vial (CONADUV) expresó “su enérgico rechazo” al nuevo incremento de entre el 45 al 47 por ciento en las tarifas de peaje de las autopistas porteñas que regirá a partir de enero del año 2022, luego de llevarse a cabo la Audiencia Púbica “no vinculante” que se realizará el miércoles 22 de diciembre desde las 15 y bajo la modalidad virtual.

“Ha quedado claramente demostrado que las Audiencias Públicas, si bien son un requisito obligatorio, han pasado a ser un simple formalismo que genera un desagradable show montado por el Gobierno porteño, que se transforma en una burla y falta de respeto hacia los usuarios viales y participantes en general”, afirmó el CONADUV en un comunicado enviado a la redacción de Primer Plano Online.

Ricardo Lasca, integrante del Centro Argentino de Ingenieros Agrónomos (CADIA) y coordinador del CONADUV, estimó que “como se va dando año tras año se terminará aplicando el nuevo esquema tarifario propuesto por la empresa concesionaria, favoreciendo así, solo los intereses particulares de AUSA”.

Desde el organismo expresaron, asimismo, que cada incremento de las tarifas de peajes se fundamentan por “la inflación, el aumento de costos operativos, desalentar el uso de los vehículos y restablecer la ecuación económica-financiera del concesionario, no teniendo en cuenta para nada la relación beneficio/costo del usuario”.

“Es evidente que el principal objetivo del Gobierno porteño es recaudatorio y hacer caja en forma brutal esquilmando a quienes transitan por las autopistas urbanas. El peaje se ha transformado en un verdadero impuesto al tránsito para el usuario vial, generando mayor costo de transporte y más inflación”, graficaron.

En el caso de la autopista Illia, por caso, se llegará al 17.600 por ciento de aumento durante la gestión del PRO en la Capital Federal, lo que genera “una clara discriminación, ya que los usuarios viales de menor capacidad económica son los verdaderos excluidos, reservándose el uso de las autopistas urbanas a los sectores de mayor poder adquisitivo”, enfatizó Lasca.

Incluso hay cuestionamientos vinculados a la implementación de una hora pico más costosa, que antes no existía, cobrar hora pico en ambos sentidos y también los fines de semana y feriados, no levantar las barreras cuando hay congestión de tránsito, extender la franja horaria pico en una hora más, o cobrar el doble de la tarifa si no se cuenta con el Telepase, que es una suerte de imposición compulsiva.

“Grave y preocupante es que del total de la recaudación sólo el 40 % es destinado a gastos de explotación, conservación y mantenimiento de las respectivas autopistas, mientras que 50 % se orienta a obras públicas de la Ciudad, y un 10 % al Fondo Subte y Contribución especial ferroviaria (CEF)”, resaltaron desde la CONADUV.

“Este es uno de los motivos por el cual el peaje actúa como un verdadero impuesto. Las obras están recontra pagadas y amortizadas, motivo por el cual las tarifas deberían bajar considerablemente en lugar de aumentar, ya que sólo hay que realizar el simple mantenimiento de las autopistas en cuestión”, completaron.

Lasca también cuestionó lo que calificó como “indiferencia” mostrada por las y los legisladores porteños, de la propia Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires y del correspondiente Ente Único Regulador de los Servicios Públicos, que “permiten pisotear y vulnerar los legítimos derechos de los usuarios viales”.

Y cerraron con un cálculo. “Para el caso de un auto, en un año pagará ida y vuelta, la suma de $ 129.000, y un transporte de cargas $ 894.000. Esto tomando como ejemplo solo 25 días al mes para utilizar la Autopista 25 de Mayo – Perito Moreno con una mínima extensión de 15 kilómetros”, concluyeron.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram