Friday 2 de December, 2022

Aumentaron la recompensa para dar con Leandro Sebastián Martínez, el abusador que fue filmado por su víctima

Está prófugo de la justicia desde hace dos años y medio. Las vejaciones a las que era sometida la menor, de su entorno familiar, quedaron registradas por una cámara se seguridad. Tiene pedido de captura nacional e internacional y ahora el Ministerio de Seguridad nacional ofrece cuatro millones de pesos para quien aporte datos.

Los carteles con el rostro de Leandro Sebastián Martínez están pegados en el ingreso al barrio en el que viven sus hijos

Leandro Martínez está prófugo de la justicia desde hace dos años y medio luego de que la víctima le hiciera ver un video a su papá con las vejaciones a las que era sometida. Tiene pedido de captura nacional e internacional y ahora el Ministerio de Seguridad nacional ofrece cuatro millones de pesos para quien aporte datos que permitan su detención.

El Ministerio de Seguridad de la Nación aumentó la recompensa para dar con Leandro Sebastián Martínez, quien se encuentra prófugo de la justicia y con pedido de captura nacional e internacional desde el 25 de enero de 2020 en orden a los delitos de abuso sexual agravado al que sometió a una menor de su entorno familiar.

La resolución firmada por el ministro Aníbal Fernández elevó a cuatro millones de pesos el pago destinado a aquellas personas que brinden datos útiles que permitan lograr la aprehensión del sujeto, cuya investigación está en manos de la fiscal Carina Saucedo, de la Fiscalía Nº 2 de Moreno-General Rodríguez. Su detención fue ordenada por el Juzgado de Garantías Nº 1 de ese Departamento Judicial.

Martínez se encuentra imputado por los delitos de abuso sexual agravado que por las circunstancias de su realización y su duración en el tiempo configuraron un sometimiento gravemente ultrajante y por la condición de ser encargado de la guarda de la víctima menor de 13 años (en el primero de los hechos) y abuso sexual agravado que por las circunstancias de su realización y su duración en el tiempo configuraron un sometimiento gravemente ultrajante en otros cinco hechos más, todos ellos en concurso real con corrupción de menores agravada.

Carteles con su rostro aparecieron en el ingreso al barrio privado Weston, en la localidad de Francisco Álvarez, en Moreno, donde viven la mujer y los hijos del imputado. “Hoy, 21 de junio de 2022, se cumplen dos años y medio que Leandro Martínez se encuentra prófugo de la justicia. ¿Será que es tan fácil estar prófugo en este país? ¿Cuántos niños se encuentran indefensos ante estos individuos? Pedimos justicia por nuestra hija y por todos aquellos niños cuyos abusadores siguen en libertad”, reflexionó Daniela, la mamá de la víctima.

La menor actualmente tiene 15 años y las vejaciones ocurrieron cuando ella tenía 12, pero según la Cámara Gesell se habían iniciado antes. Todo salió a la luz en un evento familiar, que es del cual se conoció el video. Luego de esa reunión, la adolescente le pidió a su papá ir a su casa “así le mostramos el quincho a Leandro”. Leandro no es otro que Leandro Sebastián Martínez, el depravado que desde que la chiquita tuvo semejante acto de valentía está siendo buscado por la justicia.

Aquella noche, la menor y el perverso ingresaron a la habitación de la chiquita y el sujeto la volvió a manosear. La diferencia con veces anteriores es que todo quedó grabado por una cámara de seguridad. De inmediato ella le mandó un mensaje a su niñera y le contó lo que le había pasado. “Quedó todo filmado, pero no les quiero contar a mis papás porque tengo miedo que les haga algo”, explicó en ese momento.

El padre vio a su hija y la indagó sobre con quién conversaba, y ella dio una respuesta evasiva. Sin embargo, el papá le pidió el celular, escuchó los audios, recurrió a las cámaras, vio los videos y confirmó lo que había pasado. “Es algo desgarrador. Es el dolor más grande que puede tener un ser humano. No cabe en la cabeza de nadie sano que alguien le haga eso a una criatura”, reflexionó la mamá de la víctima en conversación telefónica con Primer Plano Online.

El matrimonio decidió recurrir a la justicia y desde entonces peregrinan para que lo arresten. “Esto es terrible. Nosotros lo vivimos a diario. Un asesino debería tener una perpetua porque mata, pero la víctima ya no sufre. Pero en este caso la víctima lleva este dolor para siempre”, recuerda la mamá que le manifestó una de las profesionales que le tomó el testimonio a su hija en la Cámara Gesell.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram