Thursday 22 de October, 2020

Avanza la auditoría en el Colegio de Abogados de Morón: detectaron “superpoblación de contratados”

Lo reveló Jorge Frega, flamante presidente de la entidad, que cumplió dos meses de gestión e indicó que están atravesando por un problema más financiero que económico. También habló de cuentas descontroladas. Mirá el video.

Jorge Frega
Jorge Frega es el presidente del Colegio de Abogados de Morón y organizó una semana de celebraciones para honrar a los profesionales

El presidente del Colegio de Abogados de Morón, Jorge Frega, confirmó que avanza la auditoría sobre lo que heredó en la institución. Fue durante una entrevista con el programa periodístico Primer Plano Recargado, en la cual se expresó a propósito de los condicionantes que atraviesan en la actualidad porque en la gestión que lo antecedió en el cargo “no había planificación y todo eso hace que las cuentas se descontrolen”.

A continuación, las principales frases en relación al estado de la entidad que nuclea a los profesionales de las leyes:

-“Tenemos un problema financiero más que un problema económico por el hecho de que no había un rumbo claro ni un programa en el Colegio de Abogados. No había planificación y todo eso hace que las cuentas se descontrolen”.

-“Nos encontramos con reservas que apenas servían para pagar sueldos y con una superpoblación de contratados. Todo eso hace que lo que ingresaba por el pago de matrícula no alcanzara más que para cumplir con esos compromisos. Sumado a esto, no había una política clara de recuperar matrículas adeudadas”.

-“Yo entiendo que los abogados no la están pasando bien pero tampoco es cuestión de no poder pedirle a la comunidad de abogados que colaboren para que en el Colegio podamos cumplir con los objetivos. Es claro que dejaron de colaborar con el pago de la matrícula entre otras cosas porque no veían que esos objetivos se cumplieran”.

“-Ahora vamos a tratar de hacer un doble camino: empezar a cumplir con esos objetivos por un lado y por otro, mostrar que lo que la gente aporta con su matrícula no queda en la nada. Un edificio sin terminar es un enorme objetivo que no se cumplió, además de una superpoblación de contratados que no se sabía cuáles eran sus funciones y un muy bajo nivel académico y de servicios, propios de una gestión demasiado larga y que ya había perdido su objetivo.

-“Nosotros estamos retomando todo esto. Tenemos un buen equipo y la verdad es que estoy muy contento con lo que logramos en dos meses. Acomodamos las cuentas, logramos mejorar la recaudación y bajamos los gastos. Tenemos los objetivos bien claros y ya comenzamos a cumplirlos”.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram