Sunday 26 de September, 2021

Banda de secuestradores del oeste: detalles de cómo cayeron los detenidos tras balear al sargento en Ramos Mejía

A uno de ellos se le cayó el documento en el auto robado en el que circulaban cuando escapaban de la Policía. Otro tenía pedido de captura y el tercero quedó filmado y fue identificado por una característica de su rosto.

El momento en que el sargento herido se tira al suelo ensangrentado y el repartidor colabora en la detención del ladrón

Desde hace por lo menos un mes se organizaron para sembrar el terror en la zona oeste. Se movían en grupo, casi siempre entre cinco y seis personas. Elegían a sus víctimas al azar y ejecutaban sin miramientos: no reparaban en que fuera una mujer sola, una pareja o que haya menores. Simplemente actuaban cuando observaban que podían llegar a obtener botines cuantiosos.

Tenían en la mira autos de alta gama y sorprendían a sus víctimas mientras conducían. Así son por lo menos nueve hechos que la justicia les imputa y ahora es tiempo de probar que fueron los autores. Hay datos concretos reunidos en la investigación, diez allanamientos ordenados y concretados y sobre al menos cinco de ellos ya hay evidencia recopilada que permite interpretar que son parte de la temible organización criminal.

Fuentes judiciales consultadas por Primer Plano Online revelaron que Matías Rubén Vega (24), Héctor Ezequiel Vallejos (31) y Joel Walter Torres (26), conocido en el barrio como ‘El Tuerto’, quedaron formalmente detenidos luego de negarse a declarar ante el fiscal Matías Rapazzo.

El funcionario judicial solicitó la detención de los tres al Juzgado de Garantías Nº 4, que la otorgó ayer viernes. Se suman, de este modo, a Jonathan Abel Urtiola (27) y Gonzalo Adrián Comisso (29), quienes habían sido detenido hace dos jueves tras tirotearse con la Policía en Ramos Mejía, en aquella secuencia en la que fue herido el sargento Leandro Giménez, quien contó con la ayuda de un repartidor que vio todo para evitar que los delincuentes escapen.

En principio la investigación hasta el momento terminó que los cinco sujetos (Urtiola, Comisso, Vega, Vallejos y Torres) son integrantes de la organización delictiva que cometió una secuencia gravísima de hechos delictivos. Sólo por ubicar una línea de tiempo cronológica, el primer hecho formal que se les imputa es el robo del Chrysler PT Cruiser en el que se movilizaban los delincuentes el jueves pasado, en el tiroteo con efectivos del Comando de Patrullas de Morón que los siguieron hasta Ramos Mejía.

Ese coche fue robado el 14 de abril en Parque Leloir, partido de Ituzaingó, y es el primer delito imputado a la banda. Pero desde entonces se sucedieron privaciones ilegales de la libertad, más autos robados a punta de pistola y hasta una casa vaciada en la localidad de La Lucila, en Vicente López, luego de secuestrar a la mujer que manejaba su camioneta por Haedo y llevarla hasta el domicilio al norte del conurbano.

LA SECUENCIA DELICTIVA DE LA TEMIBLE BANDA:

EXCLUSIVO El sangriento raid delictivo de la banda que baleó al policía: investigan si fue la que ejecutó el triple secuestro

Lo cierto es que los investigadores lograron llegar al resto de la banda con diversos indicios. A Matías Vega, por caso, se le cayó el documento personal en el Cruiser en el que huía de la Policía luego de intentar asaltar a una familia que llegaba a su casa de Villa Sarmiento. Además, sus huellas dactilares quedaron en el rodado.

En ese auto los investigadores incautaron un arma de fuego tipo pistola calibre 9 milímetros Astra 75 y un revólver calibre 32 largo. También había huellas dactilares, que sirvieron para identificar a otro de los malvivientes. Era Vallejos, quien además tenía un pedido de captura vigente por otro hecho. Mientras, Torres intentó escapar por los techos de su casa en Ciudadela y en su poder incautaron otro revólver que está vinculado a la causa. Si rostro había quedado filmado y era nítida la imagen que devolvieron distintas cámaras de seguridad. Los tres fueron detenidos en Ciudadela.

Los cinco detenidos enfrentan cargos por siete robos automotor, tenencia ilegal de arma de guerra, resistencia a la autoridad, la tentativa de homicidio agravado por ser la víctima personal policial y robo agravado por ser cometido en poblado y en banda. Asimismo, por lo menos tres privaciones ilegales de la libertad. Con la prueba reunida, varios años en la cárcel les esperan por delante.

En principio, de los ocho detenidos cuatro están vinculados a la secuencia delictiva de la semana pasada

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram