Thursday 20 de January, 2022

Borracho al volante chocó a una pareja de 17 años en Haedo: piden cámaras y testigos para dar con el conductor, que huyó

Lautaro y Quimey sufrieron heridas de gravedad y permanecen en los hospitales Güemes y Posadas a la espera de su evolución. Un grupo de jóvenes vio la secuencia de cómo un auto viejo color plateado los embiste de atrás y los hace chocar de frente contra otro rodado que circulaba por el carril contrario.

Quimey Andrea Poblete y Lautaro Nehuén Núñez pelean por su vida: un asesino al volante los embistió y huyó del lugar

Un chico de 17 años y su novia, de la misma edad, sufrieron heridas de consideración luego de ser chocados por un auto cuyo conductor manejaba alcoholizado y realizando maniobras temerarias y a alta velocidad por la avenida Rivadavia, entre Lanceros y Malaver, en Haedo. El potencial asesino al volante huyó tras el siniestro.

Como consecuencia de la colisión, Quimey Andrea Poblete fue trasladada al Instituto Güemes, de Haedo, donde quedó alojada en terapia intensiva, mientras que Lautaro Nehuén Núñez fue derivado al hospital Posadas, en donde también permanece en la unidad de cuidados intensivos.

“Estamos esperando un parte médico específico. Lo único que nos dijeron hasta el momento es que a ambos debieron extirparles el bazo y tienen comprometida la parte respiratoria”, contó a Primer Plano Online Macarena, prima hermana de Quimey y vocera familiar del pedido desesperado de colaboración para encontrar al conductor y que se haga justicia.

Según lo que consiguió reconstruir hasta el momento la propia Macarena, el auto involucrado en el siniestro “es un Volkswagen viejo”, aunque todavía no tienen precisiones de modelo ni de patente. Sí del color: es plateado. “Venían a todo lo que da no se sabe desde dónde, y según lo que nos cuentan testigos los chocaron de atrás. Ellos quisieron esquivarlo porque se dieron cuenta que los iba a pasar por encima, pero no llegaron y les pegó. Entonces volaron por el aire y pegaron de frente contra un coche azul que circulaba por la otra mano”, agregó la joven.

El hecho ocurrió ayer sábado a las 3.20 de la madrugada y la Policía arribó al lugar a las 3.45. La ambulancia demoró un rato más y llegó pasadas las 4. Los testigos directos del siniestro fueron unos chicos que caminaban por allí y vieron cómo el vehículo realizaba las maniobras. Las familias de las víctimas ya están en contacto con ellos, que no alcanzaron a ver el dominio del auto porque se dedicaron a auxiliar a Lautaro y a Quimey. “Les salvaron la vida”, enfatizó Macarena.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram