Wednesday 3 de March, 2021

Bronca vecinal: motochorros asaltaron en Moreno al papá de Brenda, la chica que salvó su vida por milagro

Fue de madrugada, mientras se dirigía con su otra hija a tomar el colectivo para ir a trabajar. Junto a vecinos y el Foro de Seguridad están organizando una marcha para solicitar a las autoridades mayor decisión en la lucha contra el delito.

Brenda con su papá Rubén en una foto con sonrisas: la vida le dio una nueva oportunidad a la familia, pero la delincuencia sigue haciendo de las suyas

Rubén Gutiérrez ya perdió su identidad. Desde el año pasado, cuando su hija fue noticia en los medios de casi todo el país por haber sido asaltada por motochorros y atropellada por un vecino que intentó esquivarla, ahora es el papá de Brenda. Así se lo conoce en el barrio y así los periodistas lo tenemos agendado en los celulares.

Ese hombre que intenta todavía reponerse de la desgracia que atravesó su hija, fue otra vez víctima de la inseguridad. Mientras iba caminando a tomar el colectivo para viajar hasta Palermo a pasear perros, oficio al que se dedica además de asistir a dos personas mayores, delincuentes lo apuntaron para llevarle el celular y la documentación que tenía encima.

Los motochorros le quitaron también $2.500 que tenía encima de manera estratégica. Es que decidieron, en familia, que él se lleve el dinero para las comprar diarias así nadie tiene que salir de casa a exponerse a los peligros de la calle. “Por eso me llevé la plata, para hacer las compras en la estación y luego quedarnos adentro”, explicó a Primer Plano Online.

Rubén no estaba solo. Iba acompañado por su otra hija, a la que también apuntaron para sacarle el celular. Eran las 5.10 de la madrugada y ese día la chica había decidido acompañarlo. “No venía el colectivo y, en vez de quedarnos en la parada, empezamos a caminar. En eso nos abordaron dos sujetos: bajó el de la parte trasera de la moto y directamente nos apuntó luego de sacar el revólver de entre sus ropas”, describió el papá de Brenda.

Los hechos sucedieron en el barrio Casco Salas, de Moreno, sobre la calle Emilio Mitre y Mariano y Luciano De la Vega. Ahí nomás, en French y José María Paz, tiene su sede el frigorífico Minguillón, a cuyos trabajadores también los asaltaron en reiteradas ocasiones, sobre todo cuando salen antes del amanecer con su quincena cobrada.

 

A raíz de la multiplicidad de robos, el Foro de Seguridad convocó a una reunión para el próximo 6 de febrero en la sociedad de fomento de la Villa Salas. Allí pedirán a las autoridades políticas del distrito y a la Policía que optimicen las medidas de seguridad para evitar que estos hechos se sucedan. “Queremos una guardia permanente en el lugar para proteger a la gente que sale de trabajar o aquellos que vamos a nuestras labores a esa hora”, reflexionó Rubén.

Lejos de dramatizar la situación que vivió, el hombre pide sembrar conciencia comunitaria para que la delincuencia no gane la calle. Pretende seguir viviendo en un barrio con cercanía vecinal, con pibes y pibas jugando en la vereda y que observar una moto no sea sinónimo de entrar en pánico. Suena a Argentina año verde, pero es un deseo de padre de alguien que estuvo a punto de perder a una hija que resistió el robo de su mochila. La vida le dio a su familia una nueva oportunidad y espera no dejarla pasar.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram