Tuesday 1 de December, 2020

Bruno, de Hurlingham a Estados Unidos: tras una colecta fue a intentar la cura de un extraño tipo de cáncer, pero necesita más dinero para continuar el tratamiento

El pequeño viajó con su mamá con la idea de que los U$16.000 recaudados alcanzarían para realizar las consultas y estudios programados, pero en la clínica actualizaron la cifra después de las primeras entrevistas realizadas. Piden ayuda económica para poder cumplir con el depósito el próximo lunes, sino deberán volverse a Argentina con las manos vacías.

Una especialistas de la Clínica Mayo, en Estados Unidos, diseñó el plan médico mensual para la estadía de Bruno

Bruno Sebastián Partel Rizzo tiene 9 años y padece carcinoma papilar de tiroides con metástasis pulmonar. En los últimos 4 años fue sometido a innumerables operaciones y a un tratamiento que es un verdadero calvario. Bruno ya no tiene su glándula tiroides y la paratiroides, y tiene tumores inoperables en los pulmones y la garganta.

De por vida, el pequeño vecino de Hurlingham deberá consumir levotiroxina (para suplir la falta de la glándula tiroides) y calcio (por la falta de la paratiroides). La ingesta de calcio le evita calambres insoportables en las extremidades y hasta convulsiones, por eso él es muy consciente de los riegos de no tomar su medicación y está siempre pendiente de sus horarios.

El único tratamiento médico, además de la medicación, es la aplicación de iodo radioactivo que logra “congelar” las células cancerosas para evitar que se propaguen. Bruno lleva tres aplicaciones y se estima que tendrá que recibir otras diez, lo que representa un serio problema para su salud, dado que cada aplicación lleva aparejado un serio riesgo de daño medular o fibrosis pulmonar.

Ya que el caso de Bruno es inédito en el país, no hay un lineamiento claro de cuál es la dosis que su frágil cuerpo puede soportar. Sólo una dosimetría permitiría saber cuánto iodo puede aplicársele sin producir daños irreversibles. En nuestro país, ninguno de los centros médicos que realizan el estudio se animan a practicarlo en un niño, por eso después de mover cielo y tierra, su mamá, Julieta Rizzo, localizó un centro de endocrinología en Gainesville, Florida (Estados Unidos) a cargo de una eminencia mundial en la materia, el doctor Scott Rivkees.

Bruno y Julieta, en su llegada al centro especializado en cáncer, donde tienen depositadas toda sus esperanzas
Bruno y Julieta, recién llegadados al centro especializado en cáncer, donde tienen depositadas todas sus esperanzas

Con la organización de eventos, rifas, y la apertura de una cuenta bancaria, pudo llegar con Bruno hasta el país del norte para realizar las consultas y estudios pertinentes para afrontar con certeza el durísimo tratamiento que sin duda le espera al pequeño. Sin embargo, a los pocos días de iniciar las entrevistas con los profesionales Julieta recibió una dura noticia que compartió con todas las almas solidarias que colaboran y rezan por el chiquito: “vinimos con la idea de un gasto estimado de 16.000 dólares, y nos informaron hoy que el costo total del plan médico será de U$25.200, monto que debemos depositar sin falta el próximo lunes 13 sino perdemos todos los turnos y el esfuerzo de llegar hasta acá habrá sido en vano”.

Es por eso que Julieta, conmovida suplica “una vez más, esta vez desde muy lejos necesitamos que nos den una mano. Quienes quieran y puedan colaborar pueden hacerlo mediante un depósito bancario y otras vías”.

Los datos de la cuenta para ayudar a Bruno son:

Banco de la Provincia de Buenos Aires
CBU: 0140078603502751278909
Titular: Julieta Cecilia Rizzo 
CUIL: 27293275373
Para colaborar con tarjeta de crédito a través de Mercadopago:

$250 https://www.mercadopago.com/mla/checkout/start?pref_id=212014224-59b680c3-30ab-43f9-809e-72e6ceaf2ab1

$500 https://www.mercadopago.com/mla/checkout/start?pref_id=212014224-e2ca211b-a863-432c-bf77-7dd6f6f1955c

Más información sobre cómo ayudar en el Facebook: Todos por Bruno

La fuerte mamá cierra su pedido con un saludo conmovedor que da cuenta la dura situación que atraviesa: “cuánto me gustaría estar allá. Se siente muy raro estar tan lejos de casa; hace tanta falta un abrazo, un mate, una charla”.

Seguinos en nuestra cuenta de 👉Instagram ó unite a nuestro canal privado de 👉Telegram