Friday 9 de December, 2022

Cámaras de seguridad: mitos y verdades de un conurbano que va camino a ser un ‘Gran Hermano’ pero con tecnología precaria

Luego de las declaraciones del intendente de Vicente López, Jorge Macri, Primer Plano On Line investigó algunas cuestiones relacionadas al funcionamiento de los centros de monitoreo y la verdadera incidencia en el combate contra el delito. El caso del comerciante Diego Roda, asesinado en Ituzaingó, un reflejo de lo básicas que son las herramientas instaladas.

Los centros de monitoreo, estructuras que organismos nacionales pretenden remodelar con nuevas tecnologías.

“Hace 20 años, la sola expresión de una idea referida a colocar cámaras de seguridad era rechazada por la gente. Hoy los vecinos te las piden y reclaman cuando no funcionan”. La definición corresponde a un funcionario del Gobierno nacional con anclaje territorial en el conurbano bonaerense, que aportó algunos datos centrales para potenciar este artículo. Las declaraciones de Jorge Macri en Primer Plano Recargado, más la investigación del crimen del vecino de Ituzaingó Diego Roda fueron los ejes que dieron pie a esta nota, que pretende reflejar la verdadera situación que se vive en los municipios del cordón poblacional más importante de la Argentina.

Las cámaras de seguridad tienen tres funciones principales: es un gran ojo destinado a prevenir; también es una herramienta de utilidad para disuadir el delito; y hay un tercer ítem relacionado con la comprobación judicial. En los dos primeros aspectos, hay una necesidad imperiosa, que es la atención del operador que la monitorea. La restante pareciera más simple, pero no necesariamente lo es. La revisión de las filmaciones no siempre aporta verdades.

En el caso de Roda, por ejemplo, la Policía Científica revisó más de una hora de grabación de diferentes cámaras que captaron el trayecto de los delincuentes que asesinaron al comerciante. El raid comenzó en Caseros, en la casa de una vecina que llegaba a su domicilio a la que le robaron la camioneta. El domo tomó a los dos ladrones caminando por la cuadra del robo, pero al ser giratorio siguió su rumbo sin detenerse allí. El próximo cuadro que se ve en pantalla es el del vehículo escapando a gran velocidad por esa calle.

El recorrido que hicieron los asesinos fue desde Caseros hasta Liniers, luego Ramos Mejía, Cuidadela, tomaron la autopista del Oeste en Díaz Vélez y bajaron en Barcala. Allí se llevaron por delante sin frenar la barrera del peaje. En todo el trayecto hay varias cámaras de seguridad y todas estaban en funcionamiento esa noche, pero según pudo averiguar Primer Plano On Line, los peritos intentaron limpiar y acercar las imágenes con un programa digital tipo Photoshop para poder identificar a los malvivientes. Pero el resultado no fue productivo. Ese día llovía y la iluminación no era la ideal para captar rostros. Por otra parte, el rostro necesitaría de un cruce de datos para saber por dónde buscar. Tampoco es fructífero el aporte judicial al respecto.

“Se está yendo a un país tipo ‘Gran Hermano’, pero convivimos con problemas básicos como la carga y la baja de pedidos de secuestro. No tenemos una base de datos ni programas que permitan una actualización automática a todo el sistema. Y es verdad que la tecnología para mejorar lo que hoy está instalado es muy cara. Quizá el año que viene los costos bajen y podamos pensar en renovar cámaras y los programas de monitoreo”, aportó la fuente consultada por Primer Plano On Line.

Las cámaras de seguridad y la polémica sobre la inversión en tecnología precaria.
Las cámaras de seguridad y la polémica sobre la inversión en tecnología precaria.

Hay planes, pero no con resultados inmediatos. Desde el Gobierno nacional se impulsa la capacitación del personal que realiza el seguimiento de las cámaras. Existen sanciones: si ocurre un delito que se aprecia en pantalla y el operador no lo capta eso es hasta causal de despido. El Ministerio de Seguridad acercó a los municipios cursos para que los agentes destinados a estar frente a las pantallas en los centros de monitoreo puedan especializarse en la tarea. Algunos intendentes los aceptaron y firmaron los respectivos convenios; otros no.

Otra posibilidad es sumar experiencias que se desarrollan en otros puntos del país. En Santa Fe ciudad, por caso, el botón antipánico que en el conurbano se les otorga a víctimas de violencia de género se les instala a los vecinos en cada domicilio. Si alguna familia está sufriendo una situación delictiva lo activa y, mediante un software, la cámara enfoca inmediatamente ahí, además de alertas a las fuerzas de seguridad.

En los próximos meses, la Policía bonaerense contará con un sistema de lectoras de patentes (LPR), que serán cámaras que sacan fotos más allá de la velocidad a la que se traslade un vehículo y, cruzado con un programa, dará automáticamente un registro del dominio. Son dispositivos Full HD con detección de rostro, que cuestan de 10 mil dólares para arriba cada una. A eso se le incluirá una aplicación para que los efectivos policiales pueden recibir el alerta en el teléfono celular, siempre que tengan instalada la app. Ese monto es suficiente como para que no le alcance a ningún intendente y que esa inversión deban hacerla los Gobiernos nacional y provinciales, responsables últimos de la seguridad.

El dinero es mucho para mejorar la capacidad hoy instalada, que está claro es muy precaria y básica. La pregunta es cuánto vale una vida.

LA FRASE DE JORGE MACRI

“Pensar que uno va a recuperar seguridad por una cámara… Sí es cierto que te permite tener prueba para delitos que se cometen, detener gente, a veces prevenir, no tantas veces… La gente sobreestima la cámara. Si vos tenés cámaras pero no tenés patrullas ni presencia policial es relativo lo que podés hacer. Te va a servir para vender mucho videíto para que algún programa muestre”.

CUMBRE EN ISRAEL

El Gobierno nacional buscará sumar software específico para las fuerzas de seguridad y apuntalar la lucha contra el terrorismo, la inseguridad callejera y el narcotráfico. Sobre esta base se sustentará la presencia de la Argentina en la cumbre de jefes de seguridad interna y ciberseguridad de todo el mundo que el mes que viene se realizará en Israel.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, viajará a Tel Aviv para participar de esa reunión mundial entre el 14 y el 17 de noviembre próximo. Ese contexto será una «gran oportunidad para abastecerse de tecnología y conocimientos del mundo entero», detallaron fuentes de la Casa Rosada. Es que en esa cumbre participarán representantes de todos los organismos de seguridad de los países desarrollados y habrá una exposición de los equipamientos de última generación.

Seguinos en nuestra cuenta de Instagram ó unite a nuestro canal privado de Telegram